Endesa te inspira

LA ENERGÍA QUE NOS RODEA. EL CALLEJERO “CON MÁS LUCES”

Publicado el 22 de febrero, 2017

LA ENERGÍA QUE NOS RODEA. EL CALLEJERO “CON MÁS LUCES”

Cuando algo o alguien es muy importante para una sociedad se le homenajea poniendo su nombre en letras bien grandes dentro de un cartel coronando una calle, una plaza o un parque. Estamos acostumbrados a ver placas donde se lee “Calle de la Batalla de Belchite”, “Calle de Velázquez, o, incluso, “Avenida Súper Mario Bros” (existe de verdad), pero con frecuencia no reparamos en algo vital que está por todas partes: la energía. Para abrir los ojos, hacemos un repaso por algunas de las vías, plazas y edificios de nuestra geografía cuyos nombres se han inspirado en la energía eléctrica:

Parque de la Bombilla. Se encuentra entre Ciudad Universitaria, Príncipe Pío y el Palacio Real. Este parque, bautizado con el nombre del dispositivo eléctrico básico de iluminación durante más de un siglo, ha sido toda una referencia en la historia de la capital y, a día de hoy, es uno de los lugares más vivos de la ciudad. Celebra verbenas, cines de verano, circos y ciclos de conciertos; actividades que, sin un buen suministro de electricidad, serían inviables.

Fuente: esmadrid.com

Calle de AC/DC. Lo primero que viene a la cabeza al ver esta calle es el nombre de un grupo australiano de hard rock, pero hay que saber que estas cuatro letras son las siglas en inglés de "corriente alterna / corriente continua“, un concepto que  indica cómo un dispositivo puede conectarse a la red eléctrica. Los rockeros pensaron que esas siglas simbolizaban a la perfección la energía y la potencia de su música y por eso lo eligieron para su banda. Esta placa se encuentra en Leganés, Madrid y es la primera del mundo con este nombre, de ahí que las estrellas acudieran a su inauguración. ¡Un momento de alto voltaje donde los haya!

Fuente: www.territorioymarketing.com

Calle de Thomas Alva Edison. Si sumamos bombilla + AC/DC nos viene a la cabeza, irremediablemente, un nombre: Thomas Alva Edison. Fue un científico e inventor estadounidense que registró más de mil patentes a lo largo de su vida, entre ellas: la bombilla, descubierta en 1879. Fue, por lo tanto, el responsable de acabar con la era de las antorchas y las lámparas de gas.  De ahí el reconocimiento público que obtuvo y que le ha valido tener calles por todo el mundo. En España hay en Zaragoza, en Valencia, en Las Palmas, en Madrid...

Fuente: ehotbuzz.com

Fuente: elpais.com
 

Calle de Nikola Tesla. El serbio Nikola Tesla fue el científico que hizo posible que la electricidad llegue hoy a millones de hogares en el mundo. Por su enemistad con Thomas Alva Edison por la “guerra de las corrientes” (Tesla abogaba por la corriente alterna), quedó a la sombra de éste en su día, pero ahora su apellido da nombre a la empresa de referencia mundial en la fabricación de coches eléctricos e I+D para el desarrollo de baterías para almacenar energía eléctrica. A la calle que tiene en Madrid, se le podrían sumar otras en España, ya que hay una petición en Change.org para ello. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Edificio “El Enchufe”. El arquitecto le pone un nombre a un edificio y la sabiduría popular se encarga de rebautizarlo con aquello que inspira a la gente. Esto ha ocurrido con “El Enchufe”, los dos rascacielos (los 9ºs más altos de la capital española) llamados, en realidad, Torres Colón, que se encuentran en la plaza del mismo nombre en Madrid. Se conocen popularmente así por la terminación que tienen en su azotea y que parece un enchufe de color verde que pretende conectarse al cielo madrileño y cargarse con la energía de su maravillosa luz. ¡Absolutamente electrizante!

Fuente: wikipedia.com

Puerta del Sol: No podemos terminar la ruta por el callejero eléctrico madrileño sin mencionar el origen de todo: el sol. La principal fuente de energía para el ser humano da nombre a la plaza más emblemática de España, lugar de donde parte todo. Aquí se encuentra el km 0 de las carreteras del país, se celebra el año Nuevo por todo lo alto con el reloj de la Casa de Correos y se concentran tanto turistas como gatos en torno al punto de encuentro por excelencia: el Oso y el Madroño. Céntrica y bulliciosa, es la plaza más chispeante de la ciudad.

Fuente: www.callejeandomadrid.com

En la periferia de Madrid, además, hay numerosas calles que rinden tributo a la electricidad de forma directa. Unos ejemplos son: la Calle del Amperio, en la zona de Aravaca, la Calle de la Electricidad, situada en Leganés, o la Calle del Electrodo, en Vaciamadrid.

En Barcelona destacan la Calle de la Energía y la Avenida de la Luz. Fue la primera galería subterránea de Europa que se abrió en los años 40 e iba desde la Plaza de Catalunya hasta la calle de Vergara y la calle Balmes. Dada la importancia que tuvo durante casi 60 años (y a pesar de estar bajo tierra, o precisamente por esto) se le llamó así. Llegó a albergar 68 establecimientos por los que pasaban hasta 60.000 personas cada día. Entre ellos destacaron, además de comercios, un estudio de RNE, una oficina del diario La Vanguardia y hasta un cine: el Cine Avenida de La Luz. Un subterráneo de lo más luminoso y vivo.

 

Fuente: perdida-entrelibross.blogspot.com.es

Pero no todo se concentra en Madrid y Barcelona. El país está plagado de avenidas o plazas que nos recuerdan la importancia de la electricidad en la vida y el progreso de las sociedades. Entre otros muchos ejemplos tenemos la Plaza de la Luz, en Málaga, la Calle Voltio, en Sevilla o la Calle de los Electricistas, en Gijón, que rinde su particular homenaje al gremio.

Fuera de España, los ejemplos de calles que deben su nombre al fenómeno eléctrico son numerosos. Desde Electric Avenue en Londres, llamada así porque acogió el primer mercado iluminado por electricidad en 1880, hasta la Rue de L´ Électricité, en Dijon (Francia), llegamos a Solar Road, cerca de Amsterdam, una calle que ¡produce energía eléctrica! Está construida con paneles de hormigón cubiertos con vidrio templado que tienen células solares. Cuando estos paneles reciben la luz del sol comienzan a producir energía. Existen ejemplos similares en Reino Unido. ¿Os imagináis una vía en la que al circular en bici o en coche eléctrico por ella se produjera energía eléctrica para alimentar las casas, las farolas o incluso para recargar los vehículos eléctricos que las utilizaran? Además de ser todo un ejemplo de innovación tecnológica, este tipo de calles benefician a quienes viven en los alrededores e incluso a ciertos sistemas públicos de la ciudad. ¡Estimulante como una descarga eléctrica!

En EE.UU existe una Battery Street, en San Francisco y en Filadelfia una Electric Street, una calle que se ha visto transformada por la magia de la electricidad, fuente de inspiración de artistas a lo largo y ancho del mundo.

 

Estos son sólo algunos ejemplos. Seguro que si estáis bien atentos a lo que os rodea veréis muchas localizaciones que dan su lugar a la energía eléctrica. Os retamos a que nos lo contéis en las redes. 

Loreto Resco Guijarro - Madrid

Compártelo Facebook Twitter

 Agenda

    Endesa educa