Sofía, un refugio de animales que funciona gracias al altruismo

LAURA GRANADOS. Carmona.

SOFIA El Refugio-Escuela (Asociación para la integración familiar de animales abandonados) es una entidad sin ánimo de lucro que tiene el objetivo de colaborar, en la medida de lo posible, en la solución a la desesperada situación que vive un insoportable número de perros y gatos maltratados y abandonados en España.

 

 

 

Un gravísimo problema social que las administraciones de este país ignoran deliberadamente salvo en contadas excepciones.

Comenzó siendo un sueño y se ha convertido en una realidad donde cada año son rescatados del sacrificio y dados en adopción más de 200 perros y gatos, entre otros animales. Además, trabajan por la concienciación a la ciudadanía contra el abandono y la explotación animal. Todo un ejemplo de dedicación y altruismo digno de mención.

PREGUNTA: ¿Cómo surge esta asociación y qué la motiva a ayudar a los animales abandonados?   

RESPUESTA: Surge por el interés de gente amante de los animales que quiere ayudar a animales desfavorecidos.

P: Uno de los aspectos más polémicos en relación a las protectoras de animales es la eutanasia. Algunas protectoras la practican como una alternativa para evitar el sufrimiento de los animales, mientras que otras se basan en postulados anti-eutanásicos. ¿Cómo ve usted la eutanasia? ¿Consideran que es una alternativa válida para aquellos animales que, estando sanos mental y físicamente, no encuentran un hogar adoptivo?.

R: No, no es una opción y actualmente la eutanasia en animales sanos es una práctica ilegal y penada.  Además, nosotros no somos protectora somos una asociación sin ánimo de lucro. Nosotros intentamos que el animal tenga una calidad de vida buena hasta el final y que viva lo máximo posible. Llegado el momento, son profesionales veterinarios los que evalúan la situación y la realizan.

P: ¿Cuáles son algunos de los desafíos más grandes a los que tiene que enfrentarse una protectora de animales?

R: Pues si te refieres a problemas que se nos presentan en el refugio diría que el pago de las facturas, jaja.Para poder mantener a los perros se necesita muchos kg de pienso, muchas vacunas, mucha medicación, etc.

P: ¿Cómo puede alguien colaborar con esta labor? ¿Qué pasos debe seguir para hacerlo?

R: Se puede colaborar de muchas formas. Se puede ser voluntario en las labores del refugio ya que nosotros gestionamos un refugio de animales los cuales necesitan que voluntarios vayan todos los días a echarles de comer, limpiarles las parcelas, jugar y pasear con ellos... También se puede tener animales de acogida en casa mientras se recuperan y encuentran una familia definitiva o bien se puede participar como socio o padrino dando una aportación económica al refugio. Todo esto puedes verlo en la página web del refugio http://elrefugioescuela.com/

P: ¿Por qué cree usted que hay tanto abandono animal?

R: Porque no estamos educados en el respeto animal. Desgraciadamente aún hay personas que tratan a los animales muy mal.

P: ¿Cuál es vuestro criterio a la hora de la adopción? ¿Qué requisitos debe cumplir la persona que vaya a adoptar?

R: Nuestro criterio es cerciorarnos de que el animal se va a encontrar feliz con su nueva familia y la familia con su nuevo animal. Y por supuestos que le proporcionen una vida digna fuera de maltratos y abandonos.

P: ¿Tiene SOFIA algún proyecto de futuro? ¿Podría contarnos algo sobre él?

R: Ahora estamos embarcados en la construcción de nuevas parcelas para nuestros animales y la renovación de casetas para ellos.

P: ¿Cuántos animales se recogen en SOFIA mensualmente?

R: No tenemos un número fijo. Depende del mes. A lo largo del verano y Navidades  los abandonos son más frecuentes. También en época de caza.

P: ¿Como es el día a día en SOFIA?

R: El día a día es el cuidado de los animales desprotegidos, ya sea en el refugio (dándoles de comer, limpiándolos, jugando con ellos, educándolos, dándoles cariño...) como desde casa.

P: Cuéntanos alguna anécdota.

Puedo contarte algo mejor...la historia de nuestra querida Ruth.una perrita del refugio que fue adoptada hace poquito. Ruth llegó a nosotros hace 8 años,  desde Huelva,  derrochando alegría y juventud. Trabajamos para encontrarle un hogar y una familia pero la suerte nunca ha estado de su parte; idas y venidas, casas de acogida, vueltas al refugio… Y el dolor.

De repente Ruth no podía ponerse en pie y hubo que operarla urgentemente de un problema de columna; operaciones, rehabilitación y fisioterapia en un centro especializado. De nuevo idas y venidas, muchas lágrimas, mucho esfuerzo y mucho dinero… Y Ruth no andaba, ni siquiera se ponía de pie.Tras la búsqueda incansable de casa de acogida o adopción definitiva para Ruth, finalmente tuvimos que llevarla al refugio, asustados y desmoralizados. Una vez allí y puestos a pensar que Ruth no tendría más oportunidades, nos pusimos manos a la obra para poder ofrecerle un sitio confortable y cómodo para que pudiera llevar una vida lo más digna posible en el refugio. Así que, nos pusimos en marcha; construimos y financiamos una parcela especial, con su casita y su porche para que Ruth nunca se quedara sin lugar donde cobijarse del sol o de la lluvia; limpiamos la piscina de la casa donde está el refugio y la llenamos de tal manera que pudiera hacer los ejercicios en el agua; inventamos y fabricamos un circuito de rehabilitación en el jardín.Todo esto con nuestro esfuerzo y dinero pero ilusionados por ofrecerle lo mejor que está en nuestras manos a Ruth, todo por ella, porque se lo merece. Es toda una campeona que jamás se ha rendido, ni en el peor de los momentos, así que seguiremos haciéndolo todo por ella, todo por Ruth.El esfuerzo, el entusiasmo, la ilusión, la dedicación y el amor a lo bestia han hecho el milagro ¡Y Ruth caminó! Cada día mejor y más fuerte.

 Pero el verdadero milagro se produjo cuando  Ruth fue adoptada. Y ni más ni menos ¡en Holanda!. Hoy vive con una familia (humanos y perros) maravillosa que la cuida y mima.

 

Créditos