OPINIÓN. El calentamiento global está saliendo muy caro

Ante el rechazo por parte de los mejores científicos del planeta, Donald Trump pone en duda el calentamiento global acusando así al gobierno de China de mentir.

 

Texto e imagen: Claire R. Mahony

Según el Presidente de los Estados Unidos de América, el calentamiento global no es más que una mentira globalizada por parte del gobierno chino para hundir la economía americana. Y es que parece ser que Trump no debe acordarse del Acuerdo de París sobre el cambio climático, marcado por las Naciones Unidas para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero en el año 2016.

Mientras se producía la campaña electoral para la presidencia de los EEUU, Trump prometió a sus votantes sacar al país del Acuerdo de París, llegó incluso a decir que el cambio climático es un invento de China para hundir así la economía del país americano. Declaraciones que anteriormente, en noviembre de 201,2 también había escrito en su página personal de Twitter: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer la fabricación de Estados Unidos no competitiva”, ideal que sigue manteniendo hoy en día, y es que al parecer lo único que le preocupa al actual presidente es el dólar puesto que de ello es de lo que dependen sus múltiples negocios, entre los que se incluyen hoteles, casinos y una línea de moda masculina, entre otros.

Datos de NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) afirman rotundamente el fenómeno a nivel de escala global advirtiendo que tanto los grandes poderes como los ciudadanos deberíamos preocuparnos por los graves efectos que esto puede provocar en cuanto a la vida en nuestro planeta. Son datos escalofriantes si de verdad nos paramos a pensar en ello. Debido a esto y sin irnos tan lejos, en nuestro país perderíamos gran parte de nuestra actual línea de costa si el nivel del mar siguiera ascendiendo debido al deshielo de los casquetes polares, por no mencionar la pérdida de hábitats que ya están en peligro de destrucción, por lo que esto nos llevaría paralelamente a la pérdida de muchas especies de animales y plantas.

“El nivel global del mar ascendió 21 centímetros en el siglo pasado. La tasa en las dos últimas décadas, sin embargo, es casi el doble de la del siglo pasado”. NASA

¿Qué está haciendo una de las personas más influyentes de la actualidad? Desmantelar las leyes del Plan de Energía Limpia que el antiguo presidente Obama aplicó para reducir, o yendo más allá, para frenar el rápido crecimiento del calentamiento global mediante la reducción en un 32% de las emisiones de carbono por parte de las centrales eléctricas para el año 2030.

“Nevando en Texas y Luisiana, registrando temperaturas de congelación en todo el país y más allá. El calentamiento global es un engaño costoso.” Donald Trump

Ante este problema, Trump ha anunciado en varias ocasiones su intención de iniciar una “nueva era” para la producción de energía en EEUU y la eliminación de la intrusión gubernamental en el sector. Busca así la independencia energética del país, queriendo crear empleos particularmente en la industria del carbón, pues él sostiene que esta es una de las energías más productivas y baratas que el hombre posee hoy en día y por lo tanto debe de ser explotada dentro de los marcos legales y no tan legales del propio país.

El Presidente americano no parece creer que las emisiones de CO2 en el clima tenga algo que ver con la situación global. Incluso llegando a preguntar a los medios televisivos, si de verdad ellos creen que esto puede ser debido a la actividad humana. Ante esto, científicos nos muestran códigos y fórmulas que emplean para analizar la situación, basándose en datos de tiempos pasados, empezando en la revolución industrial hasta hoy día donde se puede ver el rápido y excesivo aumento de partículas nocivas para los seres humanos que nos provocan todo tipo de enfermedades, cánceres y alergias que hace años no existían.

¿Será el mundo destruido por un ascenso incontrolable del agua? ¿Quizás por la subida de los niveles de temperatura globales? Vienen a ser una de las tantas preguntas que nosotros, los de aquí abajo, nos preguntamos sobre nuestro futuro.

Créditos