“Violentar las leyes pone en peligro el propio autogobierno de Cataluña”

José Montilla es un hombre que ha dedicado toda su vida a la política. Y en política, lo ha sido prácticamente todo: alcalde, diputado, presidente de la Generalitat y senador, entre otros cargos.

Analizamos con él la realidad más inmediata, desde la omnipresente independencia de Cataluña a las leyes de educación, pasando por la factura de la luz, que incluso a él le cuesta explicar con claridad, a pesar de haber sido Ministro de Industria en el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Texto y fotos: Redacción de Primera Plana

José Montilla es un hombre que ha dedicado toda su vida a la política. Y en política, lo ha sido prácticamente todo: alcalde, diputado, presidente de la Generalitat y senador, entre otros cargos.

Nos encontramos ante un hombre de talante tranquilo, con una impresionante visión de la realidad, fruto de su dilatada y variopinta trayectoria política, al que, sobre todo, le gusta escuchar.

Analizamos con él la realidad más inmediata, desde la omnipresente independencia de Cataluña a las leyes de educación, pasando por la factura de la luz, que incluso a él le cuesta explicar con claridad, a pesar de haber sido Ministro de Industria en el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

También nos explica cómo se vive la política, cómo ha sido su ascenso desde su niñez en El Remolino, un pequeño pueblo cordobés, hasta convertirse en el primer presidente de la Generalitat nacido fuera de Cataluña.

Entrevistamos a un socialista de pura cepa.

 

Para comenzar, usted que ha sido presidente de Cataluña, ¿es equitativa la financiación económica o lo que se va a Madrid, no vuelve?

Esto de la equidad, es un tema complejo, si me dices si el dinero que pagamos los catalanes vuelve, pues no. ¿El dinero que pagan los ciudadanos de Barcelona, se queda todo en Barcelona? No, porque si fuese así determinadas comarcas del interior de Cataluña desgraciadamente no podrían ni arreglar un camino.

La solidaridad es esencial en el marco de un estado y en el marco de la Unión Europea. Los alemanes pagan más de lo que reciben porque Alemania es más rica. El problema es el límite. Yo lo defendí en su momento. El sistema que se pactó y que entró en vigor en 2009 mejoró en bastantes miles de millones de euros para Cataluña, pero aún ahora sigue siendo insuficiente, no es del todo equitativo. Cataluña ha de tener recursos para hacer frente a sus competencias y a sus retos, a sus problemas. Por tanto, el sistema de financiación vigente se ha de revisar y en el caso de Cataluña se ha de mejorar sustancialmente.

¿Se ha sentido querido como presidente de la Generalitat?

La verdad es que sí. Yo llegué a esta profesión, porque la política acaba siendo una profesión, de una forma un poco circunstancial. Yo empecé a los 16 años, en la clandestinidad, cuando vivía Francisco Franco, pero evidentemente yo no pensaba dedicarme a la política. Me dediqué a la política porque no tenía más remedio. Los primeros cuatro años que fui teniente de alcalde, en un municipio, yo tenía mi trabajo e iba por las tardes y por la mañana iba unas horas que se me descontaban y el ayuntamiento me las pagaba. Fue cuando llegué a ser alcalde cuando no tuve otra opción, o te dedicas a la política y pides una excedencia que es lo que hice yo. Y para alguien que se dedica a la política desde joven no hay nada más importante que presidir su país. Yo sí que me he sentido querido como presidente, a veces hay muestras de rechazo, sí, pero pocas comparadas con el afecto recibido, por el cual siempre estaré agradecido.

 

"Uno de los grandes activos de este país es su capacidad de integración". José Montilla en un momento de la entrevista.

 

¿El ser de Córdoba y no nacido en Cataluña le resultó una dificultad a la hora de ascender en su trayectoria política?

La verdad es que no. Yo vine de Córdoba a Cataluña en el año 1971, momento en que la ola migratoria estaba un poco estancada. En el 73 empieza la crisis del petróleo, que afectó también a la ocupación. Yo soy uno de los últimos en llegar y llegué con mi familia a un barrio pegado a Cornellá. Empecé a trabajar, doce horas por la noche, porque era la manera de ganar más dinero. Estuve nueve meses y lo dejé porque quise seguir estudiando y con ese horario me era imposible. Fue una buena experiencia, no tuve problemas para integrarme, para hacer amigos y para sentirme como un catalán más. Uno de los grandes activos de este país es su capacidad de integración, mostrada al largo de su historia, ya que Cataluña no ha sido otra cosa que tierra de paso al largo de los siglos.

¿Cuál fue la decisión más difícil que tomó como presidente de la Generalitat de Cataluña?

Mejor  hablaré de momentos difíciles, que hubo unos cuantos. Cuando me fue comunicado que unos bomberos murieron apagando un fuego en Horta de Sant Joan. Ver a sus familias y hablar con uno de los afectados que se salvó pero con muchas quemaduras, son cosas que te impactan. Decisiones difíciles, por ejemplo: plantar cara al gobierno de Madrid por temas de financiación, problemas ocasionados por una gran nevada y los cortes de luz de Girona y muchos otros.

Pero me quedo con los buenos momentos porque soy una persona optimista. A pesar de que en los dos últimos  años  fue la caída de Lehman Brothers, un periodo muy duro para las políticas que se tenían que realizar porque se nos hundieron los ingresos.

¿Qué le ha diferenciado de los otros presidentes de la Generalitat,  desde la llegada de la democracia?

Los humanos somos diferentes y todos tenemos nuestra manera de pensar y de hacer. Yo creo que soy un político atípico, porque en mi primera campaña utilicé un eslogan que decía: “Hechos y no palabras”. Yo siempre he dicho que me gusta el teatro,  pero no hacer comedia. Yo creo que en política hay demasiada comedia, y a veces mala comedia.

Todos tenemos nuestro perfil y manera de hacer las cosas, pero no sabría decirte ninguna diferencia. Yo he nacido fuera, sí, pero todos tenemos una trayectoria vital, personal, familiar y profesionalmente diferente. Somos diferentes en función de nuestra trayectoria.

Si volviese a ser presidente de la Generalitat ¿qué haría?

No volveré a ser presidente, porque no volveré a ser candidato. Creo que segundas partes no son buenas, es una página que ya he pasado, como en su momento pasé la de ser alcalde y la de ser ministro. Se ha de dar paso a otras generaciones.

¿Cómo valoraría la gestión realizada en Cataluña en los últimos años?

Yo creo que lo importante es la valoración que pueda hacer la gente. Yo hay cosas que las habría hecho de otra manera, habría conducido el país hacia otro escenario que no fuese el que ahora tenemos. Tampoco quiero generar alarmismo pero hay una cierta división entre la gente que se quiere marchar y la gente que se quiere quedar. Habría que hacer políticas adaptadas para no crear esta situación, porque no es buena para el país, no lo digo desde un punto de vista partidista.

Después, puedo discrepar en muchas cosas puntuales y en otras no, porque seguramente también han hecho lo que han podido. No hay un gobierno que lo haga todo mal.

En lo que yo discrepo y es muy importante, es en estar hablando constantemente de lo mismo, porque el país, tiene otros problemas. Esto solo lleva a confrontaciones y a una derrota política. De lo que nos tenemos que preocupar, es de los problemas de la gente, que tienen relación con el trabajo, la educación, las infraestructuras, la competitividad de nuestras industrias, la inmigración, la calidad del sistema sanitario, nos tenemos que preocupar más de esto y no del otro tema del cual se habla, que no creo que vaya a ningún sitio.

 

“Hace falta reformar el Senado en profundidad para que sea una verdadera cámara territorial”

 

Mucha gente duda de la necesidad del Senado, ¿es tan necesario, no nos podríamos ahorrar el coste que supone?

Esto va en función del tipo de país que tú quieras, y de la concepción que tengas de país. España es un país que algunos pensamos que es plurinacional, plurilingüístico, diverso y plural. Si vais por el mundo veréis cómo se organizan países que tienen esta diversidad. Todos estos países tienen dos cámaras legislativas, la cámara de los representantes o diputados y una cámara que representa a todos los territorios. Esto justifica lo que es el senado. Hay senado en Francia, en Italia, en Reino Unido, donde se llama cámara de los Lores, en Estados Unidos, en Méjico, en Rusia, en la India, en Australia…, la mayor parte de los países del mundo, y especialmente los complejos y plurales, tienen una cámara territorial.

Otra cosa es si el Senado, con las competencias y la composición que tiene, hay que reformarlo. Creo que hace falta reformarlo en profundidad para que el Senado sea una verdadera cámara territorial. En este momento es más una cámara de segunda lectura y de control al gobierno y no cumple las funciones que tiene una cámara territorial en un estado federal, que es lo que yo quiero para España.

¿Cuáles son sus tareas en el Senado?

En esta legislatura, soy presidente de la comisión de presupuestos, que ha de tramitar y elaborar un dictamen para los presupuestos; soy viceportavoz de la comisión mixta senado-congreso para la Unión Europea, compuesta por diputados y senadores. Es una comisión que entre otras cosas analiza y emite dictámenes sobre los reglamentos, las directivas y las decisiones que elabora la Unión Europea. Es una comisión que tiene bastante actividad.

Y también estoy en una subcomisión para analizar las consecuencias del Brexit, para España y también las consecuencias que tendrá para los españoles que viven allí y para los ingleses que viven aquí, que son bastantes, muy ubicados especialmente en la costa del Levante, qué consecuencias tendrá para las empresas españolas que están allí.

Además soy miembro como vocal de la comisión general de comunidades autónomas y también soy vocal de la comisión constitucional del senado, por la que me gustaría que en esta legislatura pasara la reforma de la Constitución. Pero esto es un deseo, ya veremos qué pasa.

 

“No es fácil entender el recibo de la luz pero esta subida desproporcionada no está justificada”

 

¿A qué se debe esta gran subida de la factura de la luz?

Tema complejo este, no es fácil de contar, como no es fácil entender el recibo de la luz. Lo digo porque a mí, entre otras cosas me tocó saber cómo funciona el recibo de la luz, lo intenté explicar una vez y, recuerdo que un colega ministro me dijo “no lo hagas porque ya he renunciado a entenderlo”.

Cuando no hay viento y la energía eólica no funciona, ni la solar por el tiempo que hace, cuando no hay suficiente agua en los embalses (normalmente la generación de energía hidráulica en España es escasa) si además coincide con una subida del precio del petróleo y, por tanto, del gas, en parte es normal que suba el precio de la luz. El problema es que esta explicación racional deja de serlo cuando la subida es tan irracional.

Hay distorsiones en el funcionamiento del mercado y las subastas que se hacen cada día, y cuando tiene relación con una regulación deficiente (la ley del sector la cambió de arriba abajo el ministro Soria en la legislatura anterior) esta subida desproporcionada no está justificada. Esta subida tan extraordinaria que ha habido estos días tiene relación con una deficiente regulación y, con un funcionamiento no transparente del mecanismo de subastas que es muy complicado de explicar pero creo que es mejorable. Es un tema muy complejo de contar el de la luz.

 

“Nuestro sistema educativo necesita la concertada”

 

Ya que estamos en un centro educativo, ¿cómo de importante es la educación?

Muy importante, de hecho mi gobierno, fue el heredero del gobierno de Pascual Maragall. Yo era secretario del partido cuando él fue candidato el año 2003, por tanto su programa también era el mío, era el programa del PSC.

Recordaréis aquello de “maestros, médicos y mossos”, uno de los objetivos fue un despliegue de todos los mossos por todo Catalunya, que se hizo durante su mandato y se concluyó en el mío. Se mejoró el servicio sanitario, los hospitales y los médicos.

Recuerdo la lista de centros educativos que se construyeron y los miles de maestros que fueron contratados en un momento complicado por el crecimiento exagerado de alumnos debido a la ola migratoria que se produjo desde finales de los 90 hasta los años diez. A determinados barrios venían alumnos nuevos meses después de haber empezado el curso, sin dominar ni el catalán ni el español.

La educación es muy importante, solo hay que ver la evolución del presupuesto de la Generalitat en ese momento. Las prioridades políticas, no solo demuestran solo haciendo el discurso correspondiente, nos tenemos que fijar en cuántos maestros fueron contratados, qué presupuesto tenía este departamento cuando entré, y cuál tenía cuando salí. Os animo a mirarlo para ver la importancia que le dimos.

¿Cree que la educación ha de ser concertada? ¿No beneficia a las familias con mayor poder adquisitivo?

El sistema educativo en Catalunya, a diferencia de otras comunidades, tiene un componente importante de educación concertada. En este momento, este país, no puede prescindir de la educación concertada porque esto llevaría a hacer un esfuerzo presupuestario para suplirla que no estamos en condiciones de hacer.

La administración ha de defender la educación pública, lo que no puede hacer es favorecer la concertada. Por otro lado, nuestro sistema educativo necesita la concertada. Hay sitios donde la concertada se está reduciendo porque hay menos demanda, esto depende también un poco de la fama que tenga el centro, a veces hay centros públicos que no tienen la fama de centros concertados y, al revés.

No nos podemos permitir que cierren las concertadas porque no tenemos dinero para sustituirla y, además hacen un buen trabajo. Lo importante no es la titularidad del centro, sino el control que hace la administración educativa, respeto a los estandartes que han de tener las concertadas.

 

"Si un cargo público es fichado por una empresa para un trabajo para el que no está cualificado, todo apunta a que es un regalo por los servicios prestados por él o por su partido"

 

¿Por qué cree que desde Madrid no apoyan los Juegos del Mediterráneo?

No es un tema que conozca mucho. Supongo que porque no hay dinero, pero si hay dinero para otras cosas, puede que este argumento no sea válido.

Puede que sea porque Tarragona esté en Cataluña, o porque no tiene un alcalde del PP, no lo sé, pero el Partido Popular no ha apoyado con hechos a esta candidatura, esperemos que ahora cambie, entre otras cosas porque estará obligado al no tiene mayoría, y si no lo hace se puede encontrar con una votación que le acabe forzando. Ojalá lo haga por convicción.

¿Usted cree que Tarragona tiene capacidad económica sin endeudar a sus ciudadanos como para afrontar los Juegos del Mediterráneo sabiendo que es una de las ciudades más caras en cuanto a impuestos municipales de España?

Eso se lo tendrías que preguntar al alcalde o al regidor de deportes o hacienda. Depende de las prioridades. Hacer política es tomar decisiones y optar, escoger las pocas cosas que se hacen y las muchas que se dejan de hacer. Supongo que cuando el Ayuntamiento hizo esta apuesta pensó que era una buena apuesta para la ciudad y sus habitantes.

 

“El socialismo democrático no vive un buen momento en Europa”

 

El PSOE está sufriendo una época de cambios, ahora mismo Ud. ¿cómo definiría a los socialistas?

El socialismo democrático no vive un buen momento en Europa. Gobierna algunos países, lidera gobiernos o participa en gobiernos pero pintan mal las cosas en Francia y en el Reino Unido el partido laboralista no está en su mejor momento. Aquí es evidente que las cosas no han ido bien las últimas dos elecciones.

Es un problema global no es estrictamente español o catalán que tiene relación con el populismo, que tiene relación con la crisis. Hay una parte de la gente que piensa que los socialistas forman parte de la respuesta que se hizo de la crisis y no comparten la solución, especialmente disgustados con las consecuencias que ha tenido la gestión de la crisis. Con el crecimiento de la desigualdad y atribuyen parte de la responsabilidad a los socialistas. A pesar de que continúan votando a los responsables de una parte importante de la crisis.

Fijaos qué parte tan importante de gente sin trabajo o con rentas bajas ha votado a Donald Trump. Por lo tanto no estamos en el mejor momento. A raíz de esta crisis, las respuestas tienen un tono de radicalidad que no va con el socialismo, el socialismo es justicia social, igualdad, solidaridad pero con posiciones más moderadas que las que tienen las formaciones políticas cuando hay confrontación. Esto nos daría para hablar horas, tenemos deberes que hacer, desde el partido socialista y desde el socialismo en general en toda Europa.

¿Qué piensa de las puertas giratorias?

Hay que distinguir dos entre una persona que tiene un cargo público que es fichado por una empresa para un trabajo para el que no está cualificado, que no tiene relación con lo que hacía antes y que todo apunta a que es un regalo por los servicios prestados por él o por su partido y alguien que deja la política porque le cesan o no es elegido de nuevo y que vuelve a su trabajo anterior. No hay que estar siempre en política, tienes que poder volver a tu actividad.

 

“Violentar las leyes pone en peligro el propio autogobierno de Cataluña”

 

Cambiando de tema, ¿por qué cree que hay una gran parte de la población catalana que se quiere ir de España?

Creo que se suman cosas. Siempre ha habido una parte de catalanes que es independentista. ¿Por qué ha crecido? A partir de la sentencia nefasta del Constitucional sobre el Estatuto de autonomía en 2010, que una parte de la sociedad catalana percibió como un tortazo al proceso de entendimiento que había supuesto su elaboración y su aprobación. El TC ayudó a crear independentistas y, después la hostilidad del gobierno del PP a partir del 2011, continuó creando independentistas. La ley Wert ¿no crea independentistas? su actitud, su beligerancia, su hostilidad, crea independentistas. Después hay gente que dice que con esto de la independencia tendremos más dinero y pagaremos menos impuestos.

¿Cree que Cataluña tendría que tener un referéndum sobre la independencia?

Los derechos se tienen si están garantizados por la ley. Si me preguntas si Cataluña tiene derecho al derecho a la autodeterminación te diré que no, porque no ha sido nunca colonia. Porque el derecho a la autodeterminación lo regula una resolución de Naciones Unidas, de los años 60, que habla de las características que tiene que tener un país para poder reclamar el derecho a la autodeterminación. Siempre se han de respetar las leyes y el estado de derecho, y si las leyes no te gustan y crees que te lesionan lo que tienes que hacer es cambiarlas. La vía no es saltarse las leyes, no es desobedecer las sentencias de los tribunales y no es atribuirse la representación de todos porque no todo el mundo se siente representado por esta posición, por lo menos es lo que dicen las encuestas y lo que dicen las propias elecciones. Esta opción representa una parte muy importante de la sociedad catalana, pero la mitad o más, se queda detrás. Y si se quiere ejercer, violentando el estado de derecho, eludiendo las sentencias de los tribunales y violentando las leyes lo que provocará es poner en peligro el propio autogobierno de Cataluña. 

Créditos