Los catalanes sólo ven la parte buena de la independencia

DEBATE. En contra de la independencia de Cataluña

Texto: Dolo Tierraseca

Cataluña no se debería independizar de España por muchas razones, como por ejemplo, que los catalanes tendrían que asumir una deuda de 142.754 millones de euros y lo más normal es que tuvieran problemas para financiarse tanto en importes como en tipos de interés, y aunque ellos den la solución de que otros países les ayudarían, Cataluña quedaría fuera de la UE, es decir, para continuar tendría que solicitar su incorporación, que exigiría la unanimidad de todos los socios comunitarios y no sería fácil conseguirla.

Además, tendría una alta probabilidad se vería obligada a salir del Euro y crear una moneda propia que necesitaría devaluarse rápidamente para no perder competitividad y esto provocaría que sus ventas al exterior se reducirían en porcentajes superiores al 25%. Para evitar una inflación tendrían que trabajar más que ahora, pagar más impuestos y derivado de ello aceptar ser más pobres. Para redondearlo más, muchas multinacionales y empresas cambiarían su domicilio social hacia esa misma zona Euro en busca de la confianza y la seguridad y esto afectaría gravemente al nivel de empleo.

Aunque muchos catalanes piensen que Cataluña no recibe lo que da a España, ha sido la autonomía más beneficiada, en términos absolutos, por las inversiones estatales de Fomento durante el periodo 1996-2011, y donde se ha recortado menos la inversión de los últimos años.

En conclusión, la independencia de Cataluña no tendría demasiados beneficios ni para los catalanes ni para España, sería un proceso largo y complicado, el cual la gente ve rápido y sin complicaciones, solo ven la parte “buena” que ellos piensan que conseguirán.

Créditos