El impacto de los coches de gasolina en el medio ambiente

Los coches de gasolina cada vez están siendo menos generalizados por el gran impacto que producfen en el medio ambiente. Su nivel de contaminación a la atmósfera es muy alto.

 

            Actualmente los coches híbridos tienen gran aceptación entre la población en general por la concienciación que se ha hecho desde los gobiernos de disminuir las emisiones de CO2 al medio ambiente. Así, en este tipo de coches las marcas ven un gran filón donde aumentar su volumen de ventas, aunque su generalización en el público aún no está extendida, puesto que tienen un elevado precio y sus condiciones siguen por debajo de los coches de gasolina.  Así, los coches de gasolina tienen un  gran impacto en el medio ambiente, puesto que todos los gases que emiten estos coches son  perjudiciales para la atmósfera.

La gasolina está compuesta por carbono e hidrógeno, si realmente se pudiera quemar la gasolina como un vapor con una llama y mucha cantidad de oxígeno, se obtendría, prácticamente, dióxido de carbón puro y agua como los productos de combustión. Al producirse la combustión dentro del motor del automóvil hay algo más que dióxido de carbono y agua. Existen otros agentes contaminantes más importantes en la combustión de la gasolina dentro del vehículo. El monóxido de carbono, que se forma porque la combustión es incompleta, ya que no hay suficiente oxígeno disponible para poder reaccionar con todo el carbono posible. Otro gas contaminante es el óxido de nitrógeno, debido a la presión y la temperatura dentro del motor el oxígeno y el nitrógeno en el aire se combinan de varias maneras, produciendo gases como este que son perjudiciales para la atmósfera. Los hidrocarbonos también resultan de la combustión, pero se deben a que no hay suficiente tiempo disponible en la reacción para que se consuman todos durante la fase de combustión.  

El antes mencionado óxido de nitrógeno y los hidrocarburos se mezclan en el aire y son atravesados pro los rayos ultravioletas que provienen del sol. El dióxido de nitrógeno que se forma libera un átomo de oxígeno, esl cual se combina con el gas de oxígeno para formar el ozono a nivel del suelo, que influye en la capa de ozono de la atmósfera.

Todas estas causas son las principales del por qué la gasolina es tan mala para el medio ambiente, realmente es una bomba, cada día nos estamos mentalizando más, pero todavía queda un largo recorrido para acabar con este problema. Para ello cada vez más se están desarrollando los coches eléctricos, que serán el futuro en este sector en un tiempo esperemos no muy lejano.

Créditos