El impacto de los teléfonos móviles en nuestra sociedad

Los télefonos móviles han modificado la forma en la que nos comunicamos unos con otros. Sin embargo, en ocasiones también conllevan una serie de perjuicios que hay que tener en cuenta. ¿Estamos a favor o en contra?

Los teléfonos móviles han tenido un impacto enorme en la sociedad, y en nuestras vidas. Sin embargo, por muy útiles que sean, no siempre son beneficiosos para nosotros, sino que tienen una serie de consecuencias.

En primer lugar, su principal función es la comunicación. Son una herramienta perfecta para que algunas personas puedan comunicarse con seres queridos que se encuentran a distancia, y que por tanto no pueden ver todos los días. Además, mucha gente también los suele usar para comunicarse con amigos cercanos, para pasar un buen rato y no tener que esperar al día siguiente para verlos y hablar con ellos.

Sin embargo, cada vez los hacen más modernos y sacan nuevos modelos, con más aplicaciones, y cada vez tenemos más cosas a nuestro alcance con ellos, como por ejemplo una calculadora o una cámara fotográfica, lo que hace que dependamos de ellos. Aparte de las aplicaciones útiles mencionadas, también existen y se crean nuevos juegos que distraen nuestra atención, por ejemplo en los estudios, y pueden bajar el rendimiento académico.

Por otro lado, aunque pueden provocar distracción en las personas que los usan, también pueden servir como una herramienta educativa, ya que como he mencionado anteriormente, cada vez tenemos a nuestro alcance más aplicaciones, que si usamos de una manera correcta, pueden ser muy útiles. Un ejemplo de una aplicación puede ser un diccionario, pero también se pueden usar los móviles como una fuente de información, para buscar la información necesaria y completar proyectos y trabajos de nuestros centros educativos.

Una desventaja de los teléfonos móviles es que no existe mucha privacidad, ya que hoy en día hay muchos hackers que se dedican a intentar ver o conseguir información confidencial que las personas transmiten a través de sus móviles. Por tanto, debemos de tener cuidado cuando nos comunicamos por ejemplo por WhatsApp, ya que todas las conversaciones se quedan guardadas, y pueden llegar a manos ajenas.

Además, Las personas que tienen problemas para socializarse pueden usarlo para desahogarse, o también para pasar el rato y perder el miedo a relacionarse con las personas. Sin embargo, esta ventaja puede convertirse en un inconveniente si el uso que se hace de ellos es extremo. Un ejemplo sería intentar relacionarse con personas desconocidas a través de internet, lo que puede ser realmente peligroso, ya que no se puede saber realmente quien está a través de la pantalla.

Por otro lado, en caso contrario, cuando las personas quedan con sus amigos, o en citas con sus parejas, no suelen estar disfrutando el momento todos juntos, debido a la aparición del teléfono móvil, ya que se distraen y solo le prestan atención a él. Esto es un gran problema, ya que en vez de disfrutar y pasar el tiempo con sus amigos, viven encerrados en una pantalla.  

 

También, los padres tienen parte de culpa en esto, ya que cada vez consideran que los niños necesitan móvil desde más jóvenes, y se los conceden a muy temprana edad. Esto hace que el vínculo entre jóvenes y teléfonos móviles se empiece a crear mucho antes, y las adicciones son más probables y fáciles de aparecer.

En conclusión, el teléfono móvil ha cambiado nuestras vidas, ya que es una forma extraordinaria de comunicarse. Sin embargo, debemos hacer un buen uso de ellos, y no abusar, para evitar adicciones y problemas sociales.

Créditos