Beneficios del reciclaje

A continuación os mostraré los beneficios que tiene el reciclaje, y por que todos

debemos contribuir

En primer lugar, cuando reciclamos un envase o producto, estamos evitando que estos se almacenen en grandes vertederos,  con ello hacemos que no se creen nuevos vertederos, y se haga una gestión más controlada de los existentes, algo que mejorará sin duda el medio ambiente de las zonas donde se alojan.

Además, reducimos la extracción de nuevas materias primas, conservando más nuestro entorno, y consiguiendo un ahorro importantísimo de consumo energético y emisión de gases de efecto invernadero. Se estima que las emisiones de producir un nuevo producto a partir de materiales reciclados, es un 20% menor que si provienen de nuevos materiales. A todo esto hay que sumar el ahorro ambiental que suponen la no extracción de esas materias y su posterior transporte.

 

El reciclaje de basura puede diferenciarse en seis tipos de reciclaje. El reciclaje de papel y cartón, reciclaje de plásticos, reciclaje de vidrio, reciclaje de materias peligrosas, reciclaje orgánico, y reciclaje del resto de materiales:

   -El Reciclaje de papel: es una de las formas de reciclar más beneficiosas para el medio ambiente, en gran parte por el coste medioambiental que tiene obtenerlo.

    El reciclado de papel, tiene por norma general producir de nuevo papel, llamado papel reciclado. para obtenerlo, se consigue bien por papel molido, que es el que se obtiene de trozos y recortes de papel provenientes de manufacturas de papel, de papel pre-consumo o bien de papel post-consumo, que se obtiene principalmente de revistas, periódicos y todo tipo de documentos que solemos tirar.

Cuando la planta de reciclado selecciona el papel, y lo encuentra adecuado para reciclar, se le llama desecho de papel.

   -El reciclaje de cartón sigue un proceso muy similar al reciclaje de papel, por lo que se puede obtener separando correctamente este material, y depositándolo en los contenedores de color azul. No obstante, no hay que pensar únicamente en la solución rápida y sencilla, que es desprendernos de este material, sino intentar reaprovecharlo siempre que sea posible.

   -El Reciclaje de vidrio: es uno de los materiales que permiten reutilizar una gran parte del material desechado, de ahí su importancia. La forma ideal para reciclar vidrio, consiste en almacenar en nuestros hogares, todo tipo de tarros, botellas o envases de vidrio, para después depositarlos en los contenedores de color verde. Es importante tener en cuenta que deberemos retirar cualquier otro material de estos productos, como tapones, anillas, y si es posible, el papel de las etiquetas. De esta forma, facilitaremos en gran medida el proceso de reciclaje del vidrio, siendo este mucho más rápido y económico.

   -El Reciclaje de plástico: los plásticos suponen una grave amenaza para el medio ambiente por dos motivos principales; su utilización masiva en todo tipo de productos y su lenta degradación. Se estima que tarda unos 180 años en descomponerse aunque este periodo varía en función del tipo de plástico.

   -El Reciclaje orgánico o de materia orgánica: es aquel en el que la materia a reciclar, proviene de deshechos naturales como son los alimentos, hojas, seres vivos o excrementos. Estos restos tienen un proceso natural de descomposición, por lo que rápidamente desaparecen para formar parte de nuevo del ciclo de la vida. Es lo que se conoce como basura orgánica. No obstante, existen dos métodos para acelerar el proceso de reciclar materia orgánica, y que pueden ser reaprovechables en forma de combustible como la biomasa o la gasificación de plásticos.

   -El Reciclaje de pilas y baterías: es de vital importancia para el medio ambiente, al tratarse de productos altamente tóxicos para este. Las pilas y baterias de dispositivos tecnológicos como los móviles, mp3 o cámaras de fotos, si no se reciclan correctamente, puede acabar pasando sus residuos tóxicos en especial al suelo y al agua, añadiendoles metales pesados y otros compuestos químicos.

Quizá sepamos donde depositar el papel, los plásticos o el vidrio, ya que encontramos facilmente estos contenedores en nuestras ciudades, pero no así lugares para depositar y reciclar pilas y baterias. La normativa, indica que los contenedores de color rojo, están destinados entre otros materiales peligrosos, para depositar pilas y baterias. Estos contenedores rojos son bastante complicados de encontrar según la ciudad o pueblo donde vivamos, por ello, algunos comercios como grandes superficies, tiendas de electrónica o supermercados, cuentan con contenedores especiales para las pilas. Estos aunque no son siempre de color rojo, son totalmente válidos, ya que el transporte y el posterior reciclaje suele estar controlado por empresas privadas.

   -El reciclaje del aluminio: es uno de los más rentables para la industria, ya que se aprovecha practicamente la totalidad de los desechos. El aluminio se recicla de latas, cables, embalajes, muebles o perfiles de construcción, así como de todas las virutas que se producen en la industria al fabricar objetos con este material.

Créditos