Periodistas con Alma

en Mieres

 

En un programa cultural coordinado por la Fundación Princesa de Asturias, Toma la palabra, la reportera y ganadora del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades Alma Guillermoprieto nos deleitó con una visita para conocer el periódico redactado por el equipo de Quintaesencia y, además, darnos su particular visión acerca del mundo del periodismo y las comunicaciones.

 

REPORTAJE / ENTREVISTA. Adriana Rodríguez, Inés Abello · Mieres (Asturias) · Multimedia: Diego Martín.

 

Alma Guillermoprieto, en el salón de actos de nuestro centro, dirigiéndose a las decenas de alumnos interesados en el periodismo.

 

Cada año, el Teatro Campoamor tiene el honor de acoger los Premios Princesa de Asturias: un evento de real importancia a nivel internacional. A pesar de que tan solo 1490 personas pueden asistir al acto, la Fundación organiza la Semana de los Premios, un programa de actividades de carácter cultural que da a conocer al público asturiano la obra de los premiados del año correspondiente. Dentro de este amplio programa se encuentra Toma la palabra, una serie de actividades dirigidas exclusivamente a centros educativos.

 

Toma la palabra propone a colegios e institutos de toda Asturias la realización de trabajos creativos relacionados con la obra de uno de los galardonados de la edición que corresponda. En su última edición, la Fundación propuso tres actividades: Alas para una misión, orientada a alumnos de Primaria y dedicada a Amref Health Africa y Amref Salud África, ganadores del Premio de Cooperación Internacional; Periodistas con Alma (para alumnos de segundo ciclo de  ESO y Bachillerato), en honor al Premio de Comunicación y Humanidades, Alma Guillermoprieto; y Sin azul no hay verde, compromiso por un océano limpio (para alumnos de Primaria y ESO), en honor a Sylvia A. Earle, Premio de la Concordia.

 

Periodistas con Alma resultó ser una actividad muy acertada para el equipo del periódico: proponía convertirse en una redacción y crear artículos, entrevistas y reportajes de temática histórica, social o cultural sobre el concejo al que perteneciera el instituto (en este caso, Mieres). Fue así como surgió El Camín, nuestra aportación a la actividad. En él, incluimos un reportaje acerca de la II Feria de la Salud y el Deporte, que tuvo lugar en Mieres el pasado septiembre; una entrevista a un miembro del Coro de la Fundación, Beatriz García Cuevas; y un reportaje abarcando la Romería de los Mártires de Valdecuna, tradición mierense del peregrinaje anual a Cenera. También podemos encontrar una crítica a Infiltrados (2006), el filme de Martin Scorsese proyectado en la Casa de la Cultura de Mieres como parte de su programa cultural, incluido en El Camín junto con una noticia que relata el paso de Christina Rosenvinge por nuestro auditorio. Nuestro trabajo, junto con el de los otros participantes, se expondría en un acto en el que se reunirían los alumnos con la galardonada. Este tendría lugar en uno de los institutos participantes, que tuvo la suerte de ser el nuestro.

 

El 15 de octubre, el IES Sánchez Lastra exponía todos los trabajos presentados a Toma la palabra para dar una cálida bienvenida tanto a todos los participantes como a la invitada de este año: Alma Guillermoprieto. La internacionalmente conocida periodista y escritora mexicana destaca por su narrativa realista, contando los hechos que vive de una manera auténtica y objetiva, sin evitar los sucesos más desagradables o los que nadie se atreve a nombrar, siempre con la verdad por delante. Recibe el premio por su trayectoria profesional y sus aportaciones al periodismo cubriendo casos como la masacre de El Mozote y la insurrección nicaragüense, abriendo los ojos a la sociedad estadounidense y mundial de los horrores que causaban sus intervenciones en Latinoamérica.

 

Tras una presentación biográfica de la periodista y una breve intervención de la misma, se procedió a una ronda de preguntas en la que un representante de cada centro participante en el proyecto tuvo la oportunidad de recibir respuestas directamente de Guillermoprieto. A pesar de la apretada agenda de la mexicana en su breve paso por Asturias, el equipo del periódico tuvo la oportunidad de hacerle algunas preguntas después del acto, motivo de eterno agradecimiento a la galardonada y experiencia digna de recordar.

 

 

Reportaje videográfico y entrevista a Alma Guillermoprieto.

 

Desde 1995 ha impartido un gran número de talleres para la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, ¿ha visto mucho talento? ¿Cuál es su visión del futuro del periodismo en el continente?

Gracias por la pregunta. Sí, efectivamente. Fui fundadora junto con otros talentosos periodistas de la Fundación Nuevo Periodismo, fue idea de Gabriel García Márquez. He visto muchísimo talento y muchísimas ganas de hacer periodismo. Me parece que los que no apoyan tanto son los dueños de los medios, me parece que los periodistas nos merecemos mejores sueldos, mejores condiciones de trabajo, más seguridad… En América Latina son muchos periodistas los que han sido asesinados, pero de periodistas, de reporteros, no hay escasez.

 

La reportera firmando los ejemplares de todos los periódicos presentados a Toma la palabra.

 

Usted ha vivido momentos muy complicados de la historia Iberoamericana, ¿ha sido alguna vez amenazada o extorsionada en los lugares en los que actuó como reportera? ¿Alguna vez temió por su vida?

Extorsionada, no. Amenazada, sí. Varias veces. Hubo un par de veces en las que pensé seriamente que me iban a matar, pero siempre digo que un piloto no puede decir a medio vuelo entre Nueva York y Madrid, «ya me cansé», «ya me aburrí» o «ya me asusté». Uno no se puede bajar a medio vuelo. Una reportera tiene que dar por hecho que tiene que llegar hasta el final del reportaje, sin ser suicida.

 

¿Qué significa para usted ser galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades? En algunas de sus entrevistas, ha constatado la progresiva polarización de la sociedad debida al advenimiento de Internet y las redes sociales, ¿cree que este problema tiene alguna solución?

Sí. Por un lado creo que la misma sociedad ha descubierto los grandes peligros de las redes sociales. Facebook, Google… están enfrentando un cuestionamiento muy grande de su violación de la privacidad de las personas. Twitter está enfrentando un cuestionamiento respecto a la radicalización de discurso que ha propiciado. Tengo que decir que, si uno hace el balance entre los muchos aportes positivos de las redes sociales en cuanto a entrelazar y comunicar a la sociedad, y los muchos aportes negativos de las redes sociales en cuanto a radicalizar el discurso y potencializar la rabia, hasta donde yo veo en el terreno de la política van ganando los efectos negativos. En el terreno de la política, el discurso rabioso que liberó Twitter se ha llevado al terreno del discurso de las campañas presidenciales y han ganado una cantidad de presidentes rabiosos. No solamente debido a Twitter, pero ha potenciado su influencia.

Sobre qué siento yo al ganar este premio: toda la felicidad del mundo. En particular porque es un premio español, por lo que significa entrelazar América Latina con España, y un premio asturiano, por lo que voy descubriendo lo maravilloso que es este país.

 

La reportera mexicana fue obsequiada con un pequeño detalle, además del ejemplar de nuestro periódico El Camín.

 

Créditos