REPORTAJE

Relieve interactivo a tiempo real

 

Montañas, ríos, lagos, volcanes... Todo en una playa en miniatura. Gracias esta caja de arena 3D, la geomática cobra vida en la Escuela Politécnica de Mieres. Ramón Jesús Argüelles Fraga, profesor de la Universidad de Oviedo, nos introduce una nueva forma de entender la cartografía.

 

INÉS ABELLO; MULTIMEDIA: MANUEL FERNÁNDEZ ·Mieres· 6 MAR 2018

 

 

A día de hoy, el uso de la tecnología constituye un carácter elemental en todos los ámbitos de la vida, pero sobre todo en el educativo. Resultaría hipócrita perpetuar los mismos métodos educativos siglo tras siglo siendo posible el uso de inventos únicos que facilitan y amenizan el aprendizaje como nunca antes se había visto. En la Escuela Politécnica de Mieres se encuentra uno de estos artilugios.

Nos encontramos con una caja de arena 3D compuesta por tan sólo 125 kg de simple arena de playa y una cámara kinect para XBOX 360. Esta cámara, que actúa a modo de sensor, calcula la distancia que existe entre la misma y la superficie de la arena a tiempo real. Cuando obtiene esta información, la proyecta mediante una matriz del espectro infrarrojo y la envía a un ordenador donde realizará un cálculo de un modelo digital de elevaciones y hará una representación cartográfica de dos formas diferentes: mediante curvas de nivel y mediante la aplicación de tintas hipsométricas.

Son estas últimas las que le dan un mayor realismo al relieve. Esto se consigue por medio de una gama de colores clásica presente en cualquier mapa cartográfico, es decir, los colores azules simulan zonas más bajas y de acumulación de agua, los tonos verdes representan las zonas en las que se acumula la población, los colores amarillos y marrones aluden a las zonas más altas en las que disminuye la vegetación, y finalmente los colores blancos que simbolizan las zonas en las se dan nieves perpetuas. Además, estas tintas hipsométricas, junto con la actualización de datos inmediata, permiten modificar el relieve.

Una de las opciones que ofrece la caja de arena es la creación virtual de lluvias sobre la misma. Colocando simplemente la mano abierta sobre la caja se producen precipitaciones locales. Estas aguas discurren a través de las líneas de máxima pendiente y siguen los mismos trayectos que seguiría naturalmente si este mismo relieve existiera en la realidad. Las lluvias masivas también son una opción que posibilita la observación del flujo natural del agua y su acumulación en las zonas más bajas, que quedarán inundadas. Para ello, se debe hacer uso del ordenador. De la misma manera, cambiando el tipo de fluido preferido en el PC, pueden provocarse lluvias de lava tanto locales como masivas e incluso erupciones volcánicas como se muestra en el vídeo.

Esta caja de arena 3D en específico constituye una herramienta muy útil para la explicación gráfica de los accidentes geográficos, pero existen otros cientos de dispositivos similares que facilitan con creces la explicación de conceptos y la adquisición de conocimientos en todos los ámbitos de la educación. 

 

Caja de arena 3D de la Universidad de Oviedo, en la Escuela Politécnica de Mieres        IMAGEN: Manuel Fernández

 

Créditos