CADA GENERACIÓN TIENE LA OPORTUNIDAD DE EMPEZAR EL MUNDO DE  NUEVO. LECCIONES DE MARIO ESCOBAR

Entrevistamos al historiador y novelista Mario Escobar para entender un poco más la historia de los conflictos humanos y completar lo que se aprende en los libros de Historia.

Mario Escobar, novelista, historiador y colaborador habitual de National Geographic Historia ha dedicado toda su vida a la investigación de los grandes conflictos humanos. Sus últimas publicaciones han tenido una gran acogida, entre ellas Canción de cuna de Auschwitz (novela más vendida en Amazon y traducida en numerosas lenguas) o Los niños de la estrella amarilla que versan sobre el Holocausto Judío y Gitano, así como obras de ficción histórica y de divulgación científica sin perder de vista el entretenimiento y el rigor histórico.

Sr. Mario Escobar, ¿Cómo cree que puede llegar mejor a calar el mensaje de compromiso con la verdad histórica a través de una novela suya o de una clase de historia en nuestros institutos?

La verdad histórica es una, lo malo es que se puede interpretar de diferentes maneras. En la actualidad se confunde la interpretación o la opinión con la verdad misma. Eso es uno de los peligros más graves. Por eso la gente dice que tiene “su verdad”, cuando lo que realmente tienen es su opinión. Mis libros pretenden mostrar los hechos, la verdad desnuda y que después los lectores tengan sus propios juicios sobre esos hechos.

-Sus obras más destacadas han tratado el Holocausto desde unas perspectivas prácticamente desconocidas, como el genocidio gitano o las repercusiones del exterminio en los más desfavorecidos de la sociedad: los niños. ¿Usted, cree que las nuevas generaciones de jóvenes conocen y valoran el sufrimiento y los terribles hechos que sucedieron en Europa?

Cada generación tiene la oportunidad de comenzar el mundo de nuevo, pero también tenemos la obligación de enseñarles lo que sucedió en el pasado, para que aprendan las lecciones de la historia. En España eso no se hace ni con nuestra propia Guerra Civil. Se intenta desinformar, más que informar. Dar “forma” es moldear, esta generación, que tiene miles de formas de informarse, está deformada. No hay pensamiento crítico, verdadera curiosidad y un deseo de llegar a la verdad de las cosas. Hemos creado una sociedad materialista y superficial. El tema del Holocausto o de los genocidios que se han dado a lo largo de la historia nos enfrentan a nosotros mismos, nuestra forma de entender al hombre y al mundo. Por eso los evitamos todo lo que podemos. Para explicar el mal hay que poder explicar el bien y eso nos pone muy nerviosos. Nos lleva al hombre moral, lo que implica una norma que sirva para todos.

- ¿Piensa que sin conciencia serena y científica sobre lo ocurrido podemos estar en riesgo de volver a padecer los mismos errores?

Estamos ya en ello. Una gran ola de intolerancia, islamofobia, cristianofobia, antisemitismo, intolerancia y censura está arrasando Europa. El nacionalismo extremo, las fronteras y el deseo de frenar el desarrollo de Europa es un claro retroceso. Las redes sociales son el vehículo de muchas ideas radicales y el odio parece imperar en muchas cabezas, poco pensantes.

- ¿Cómo trataría usted de inculcar o transmitir los valores suficientes para que no vuelvan a producirse esos hechos tan dramáticos?

El poder del amor. El odio no se puede sustituir por la nada, hay que hacerlo por otro sentimiento más potente. El amor no es la ausencia de justicia, es la ausencia de venganza. Necesitamos perdonar, porque el perdón nos libera a nosotros primero. Después reconstruir desde la confianza una nueva relación. Eso vale a nivel de estados o de individuos. Todo lo demás son parches que con el tiempo fracasan.

-La educación, la infancia, las minorías estigmatizadas y perseguidas, la violencia extrema, el exterminio racial, son temas que perfectamente podrían encabezar los titulares de cualquier telediario o portada de periódico de hoy mismo… ¿Qué cree que lleva al ser humano a este tipo de comportamientos tan violentos? ¿Existe algún antídoto que podamos desarrollar?

Siempre se pensó que la educación era la fórmula mágica, pero no lo es. Otros pensaron que la democracia. Los principios de la República Francesa, una de la primeras democracias modernas era: Fraternidad, Igualdad y Libertad. Los dos últimos se han desarrollado, pero el primero no. El día que entendamos que toda la raza humana es una familia y unos hermanos de los otros, el mundo cambiará, pero la fraternidad hay que construirla cada día.

-Todos los hechos narrados en sus novelas más importantes son terribles y muy bien documentados, pero… ¿cuál ha sido el hecho que ha investigado que más le ha impactado o afectado personalmente?

La investigación sobre el Holocausto y Auschwitz me ha impactado mucho. A pesar de llevar años leyendo sobre este tema, siempre te deja perplejo y desanimado, pero al mismo tiempo me anima para dar a conocer lo sucedido. Creo que las novelas llegan al corazón y eso puede cambiar nuestra forma de pensar. Sobre todo cuando empatizamos con los personajes y sus circunstancias.

-Cambiando de tercio pero siguiendo en sus aportaciones literarias…tiene varias sagas publicadas(El círculo, Ione, la serie Apocalipsis y la saga Misión Verne) pero quizá una de las más impactantes para el público juvenil sería la de Virtual Life…cuéntenos ¿cómo se le ocurrió una idea tan desasosegante para el futuro?

El entretenimiento es bueno, pero cuando se convierte en adictivo y nos limita, deja de serlo. La gente está pegada a sus dispositivos y no ve la realidad. Necesitamos despegar la cara de la pantalla y ver a la gente que tenemos cerca. A los buenos amigos, los padres, la persona a la que amas. Nos quieren controlar, pero hay algo imposible de controlar, nuestra mente. En ella podemos ser verdaderamente libres.

-¿Algo está en nuestras manos de ese futuro que se nos avecina o todo hace pensar que las cartas están marcadas hacia esa realidad virtual que se va apoderando de nuestro día a día cotidiano?

Sí, el hombre posee libre albedrio. Siempre es libre de decidir. Para ello tenemos que tener un espíritu crítico y una opinión. La única forma de conseguir esto es leyendo, comparando y aprendiendo sin prejuicios.

-Sr Escobar, usted ha trabajado y estudiado el pasado, el futuro y del presente… ¿no cree que la crisis de los refugiados se merecería una novela que destapara la vergüenza que supone para todos los europeos? ¿o en qué otro acontecimiento actual se centraría usted?

Ya la he escrito. En el lugar más oscuro toca es tema. Puedes conseguirla en Amazon.

-Muchas gracias, sr. Mario Escobar por su tiempo y su atención, pero sobre todo por su dedicación abnegada a subrayar aquellos aspectos de la historia que nunca se pueden olvidar para tener presente de dónde venimos y tratar de tenerlos presentes e intentar no repetirlos. Pero, para acabar ¿tiene algún proyecto inminente o alguna idea rondándole la pluma o el teclado de su ordenador?

En unos pocos meses sale a la venta Nos prometieron la gloria, una novela sobre la juventud de los años treinta seducida por el mal. El populismo de izquierdas y derechas logró anular a toda la juventud, prometiéndole un mundo perfecto, pero que en el fondo era un instrumento del poder para controlarlos. Una novela sobre la amistad, el amor y el poder que tenemos de enfrentarnos contra el mal.

Créditos