LA ENCRUCIJADA SE PRESENTA POR TODO LO ALTO EN LA FIRA DEL LLIBRE DE ALFAFAR

La VII Fira del Llibre de Alfafar celebrada en Alfafar los días 13, 14 y 15 de abril se inaugura con la presentación del cómic-disco de La Encrucijada, dibujado por Paco Roca y con Seguridad Social haciendo un repaso a la historia del rock con canciones nuevas.

La Fira del Llibre de Alfafar se está consolidando como una de las citas anuales con los libros más importante de Valencia. Este año acudieron varios autores a firmar sus libros y hubieron más de quince casetas presentando sus novedades y libros más vendidos. Entre las actividades y presentaciones más importantes había una cita la tarde del 13 de abril en la Sala de Plenos del Ayuntamiento con el dibujante Paco Roca (Arrugas, Los Surcos del Azar) y la banda de rock del pueblo de al lado de Alfafar Seguridad Social (chiquilla, quiero tener tu presencia). Venían a presentar el cómic y disco La Encrucijada, escrito y dibujado por Paco Roca y con disco de once canciones nuevas del grupo de Jose María Casañ.

La primera noticia no fue buena, Paco Roca no podía asistir ya que estaba en pleno Salón del Cómic de Barcelona. Pero José María Casañ y el resto de Seguridad Social no defraudaron.

El cantante de Benetússer contó como junto a su amigo Paco decidieron escribir un cómic y grabar un disco con canciones y viñetas que hicieran un recorrido por la historia del rock. Para ello se puso unos minutos del documental de Miguel Perelló sobre la grabación y realización del cómic (Crossroads). A continuación vino lo más espectacular del acto, José María Casañ y un invitado hicieron un show como presentación de lo que venía a continuación, que era un actuación en directo en una Sala de Plenos abarrotada. Seguridad Social ofreció más de diez canciones, tanto del disco presentado como de sus clásicos (chiquilla, comerranas).

La actuación fue todo un éxito e hicieron vibrar tanto al público más entrado en años y fieles de la banda, como al gran número de gente joven que estabamos en la sala.

Nunca una Sala de Plenos de un Ayuntamiento había sido tan divertida.

Créditos