Todas las chicas que juegan al fútbol han sufrido machismo

 

“Cuando jugaba con chicos, desde la banda (yo era una niña) escuchaba “pégate a ella”, “tócale sus partes” y muchos más insultos”

 

Pedro Baquero Esparcia, TRES CANTOS (MADRID)

 

Entrevistamos a Pilar García Villalba, jugadora del Rayo Vallecano femenino y exjugadora del Atlético de Madrid, en un aula del instituto SIES José Luis Sampedro. Nos cuenta cómo fue su etapa en el fútbol y su punto de vista sobre el deporte femenino.

 

Pregunta: ¿Cómo te enamoraste del fútbol? ¿Qué es lo que más te llamó la atención?

Respuesta: Yo, cuando era pequeña, te hablo de cuando estaba en Primaria, 1º o 2º, jugaba con mis amigos en el patio y también me acuerdo de jugar con amigos (piensa y se autocorrige), bueno, hijos de amigos de mis padres, cuando nos íbamos los findes de semana y a partir de ahí me divertía mucho y no dejaba de jugar en los recreos. Por las tardes estaba todo el tiempo con un balón y a partir de ahí surgió mi amor por el fútbol.

P: ¿En qué equipo empezaste a jugar?

R: Empecé a jugar en el Oña Sanchinarro, se llama ahora, que es un equipo de barrio y se creó cuando… (piensa y se autocorrige), bueno, ellos buscaban niños para crear ese equipo y sería pues cuando yo tenía siete u ocho años. Ahí empecé, era un campo de tierra y a partir de ahí, hasta los doce o trece años que es cuando yo ya tenía que dejar de jugar con chicos, me fui al único equipo que había cercano en la zona que era el Colmenar, que tenía equipo femenino.

P: ¿Hubo alguien en tu familia que te inculcó el fútbol?

R: Pues no, no he tenido ese referente, sí que es verdad que mi padre ha jugado siempre al baloncesto, fútbol, pero de manera aficionada y mi hermano y mis tíos tampoco hacen mucho deporte, ha sido…(piensa), pues no sé, sería en el colegio.

P: ¿De tu familia quién ha sido la persona que más te ha apoyado durante tu carrera futbolística?

R: En mi casa mis padres siempre me han apoyado, sí que es verdad que al principio cuando era más pequeña mi madre me apuntó a todas las actividades existentes tipo danza, flamenco, ballet, hasta que llegó un día que le dije: “mira, mamá, yo no, muchas gracias por apuntarme pero que a mí lo que me gusta es el fútbol” y a partir de ahí pues ella me dijo “lo que tú quieras” y ellos han sido dos fans… vamos que me han seguido a todos los lados, aquí y por toda España y cuando he viajado fuera.

P: ¿Tú, cuando eras pequeña, en algún momento llegaste a pensar que ibas a llegar tan lejos y que iba a ser algo más que un hobby?

R: No lo pensaba, porque de hecho cuando yo era pequeña y empecé con los chicos (como te he dicho antes), no sabía ni que había equipos femeninos ni qué liga había por encima, pero una vez que me fui, que me introduje más y ya vi que me llamaron para la selección sub 13 femenina de Madrid empecé a ver que había equipos y que había Primera división y entonces mi sueño era llegar ahí, lo que pasa es que veía que era difícil pero siempre he sido muy constante y lo logré.

P: ¿Cuáles crees que han sido los valores que más has obtenido sobre el fútbol?

R: El fútbol, como deporte de equipo, es duro; bueno como cualquier otro deporte. Me ha enseñado valores como la deportividad, el esfuerzo, la constancia, el trabajo en equipo, que es muy importante porque, aunque parece que todos tienen que aportar para sacar los partidos adelante, los entrenamientos, somos, tendemos a ser individualistas. Entonces, por lo tanto, tenemos que unirnos todos o todas, en este caso, para sacar el objetivo común.

P: ¿Cómo entraste en el mundo de la Primera división?

R: Bueno pues te voy a contar un poco cómo fue: cuando yo, como te he comentado antes, fui al Colmenar Viejo, allí estuve una temporada y después me enteré de que había Atlético de Madrid femenino y que había unas pruebas para entrar. Yo solicité entrar a esas pruebas o hacer esas pruebas y ese mismo junio, porque fue en junio, me aceptaron, me llamaron, que querían cogerme. Entonces a partir de ahí ya estuve en el Atlético de Madrid dos temporadas (en el Atlético de Madrid C) y automáticamente me subieron al primer equipo. Con 15 años hice la primera pretemporada, (rectifica), bueno 14, 15 cumplía y ascendimos a Primera división. Ganamos la liga de Segunda división, ascendimos a Primera división y después de jugar, no sé si fue una o dos o tres temporadas, allí en Primera división, me fichó el Rayo Vallecano. Me llamó y decidí irme porque el Rayo Vallecano en aquel entonces era el equipo puntero. Era el equipo campeón, y ahí estuve cuatro temporadas. Después de esas cuatro temporadas me marché a Inglaterra, estuve casi tres años y cuando estaba en Inglaterra, recibí una llamada del Atlético de Madrid para volver y estar con ellos. Ahí he vuelto a estar una temporada y me volvió a llamar el Rayo para fichar por ellas así que decidí volver otra vez.

P: ¿Cómo es tu situación actual con el club, estás cómoda?

R: Sí, yo estoy muy contenta de estar en el Rayo, es verdad que el Rayo es un club muy familiar, es diferente a todos los clubes en los que he estado, me hace estar muy bien, como en casa, y no podría estar en otro sitio mejor.

P: ¿Qué crees que te ha enseñado el Rayo, que ningún otro equipo te había enseñado antes?

R: Bueno, más que ningún otro equipo, como te he dicho, el Rayo es como una familia. Tenemos un vestuario con un grupo de jugadoras muy bueno y eso nos hace sacar a veces los partidos porque podemos tener técnicamente menor nivel (o eso dicen) pero gracias al grupo humano que tenemos, sacamos las cosas adelante. La afición del Rayo es una, por no decirte la mejor que hay, nos apoya muchísimo, es como nuestra familia otra vez.

P: ¿Entre el Atlético y el Rayo, cuál es la mayor diferencia que tú notaste?

R: El Atlético de Madrid es un equipo igual que en Primera de chicos, que tiene mucho más presupuesto, que tienen más recursos y por lo tanto están más arriba. Esa es la principal diferencia ahora mismo entre los dos clubes.

P: ¿Cómo es esa experiencia de ganar una liga Iberdrola con el Atlético?

R: Yo ya había ganado una liga en Primera división con el Rayo Vallecano en ese primer año que me ficharon y a nivel de clubes y es los máximo a lo que puede aspirar una jugadora, bueno, también puedes optar a ganar la Champion, pero es una recompensa de trabajo regular durante toda la temporada y en el Atlético de Madrid pues fue la primera liga que ganamos, de hecho yo era la única jugadora que seguía en el club desde el ascenso a Primera división y fue algo muy bonito, que además, fueron muchísimas personas a vernos allí al Cerro del Espino, fue toda la afición, fue todo el Frente Atlético, bueno eso fue alucinante.

P: ¿Has sufrido machismo durante tu carrera futbolística?

R: Sí, claro que lo he sufrido y yo creo que todas las jugadoras… (piensa durante un instante), sí, todas las chicas que juegan al fútbol seguro que han sufrido algo durante alguno de sus momentos, es verdad que yo hace muchos años cuando jugaba con chicos, desde la banda, yo era una niña, y escuchaba “pégate a ella”, “tócale ciertas partes” y muchos más insultos que no voy a decir porque no merece. No me apetece recordarlo, pero sí que he sufrido esos insultos.

P: ¿Y cuál es tu opinión al respecto, crees que se erradicará?

R: Pues eso espero, eso es lo que debería pasar, desde los institutos, los colegios, desde casa, es donde se debe enseñar a los jóvenes que no se tengan este tipo de actitudes en la grada. No se debe permitir. Cualquier cosa que se detecte se debe erradicar. Siempre habrá algo que no debe suceder, pero bueno, yo creo que hoy en día cada vez está más parada la cosa.

 

"He tenido algún entrenador que hacía comentarios

 que no venían al caso: en ese entonces te tocaba 

 aguantar porque no podías decir nada"

 

P: ¿Has tenido algún caso cercano en el cual se vea esta actitud?

R: Sí, he tenido algún entrenador, pero hace muchísimos años, con algunos comentarios que no venían al caso y bueno, era lo que en ese entonces te tocaba aguantar porque no podías decir nada.

P: ¿Qué opinas sobre que se haya roto el récord de asistencias tres veces en tres semanas llegando a un total de 60.739 personas en un partido femenino?

R: La verdad es que es algo maravilloso que vaya la gente a los estadios y sobre todo que lo llenen. Eso era algo impensable hace 3 o 4 años y estamos viendo que gracias a los patrocinios, gracias a que Iberdrola está poniendo los medios; La Liga, la Federación, los clubes están aceptando que se abran los estadios de los chicos (porque son los únicos que juegan ahí); la gente, se están televisando los partidos, pues la gente está conociendo (e incluso alguno no sabía que las chicas jugaban al fútbol, que había Primera división de chicas). Entonces, gracias a eso, se consigue llevar 60.739 personas y no solo en Madrid y no solo una vez sino que lo han conseguido en el País Vasco, en Valencia también a un equipo, a un partido de Segunda división hace dos semanas fueron 10.000 y pico personas. Gracias a la visibilidad se nos está conociendo un poquito más y yo creo que esto va hacia arriba.

P: ¿Crees que ha habido cambios? ¿Crees que el machismo va aumentando o disminuyendo?

R: Hombre, yo creo que va disminuyendo, más que nada porque no se ve ya el fútbol, o se ve mucho menos, como un deporte de chicos, sino que se ve que hay muchas más niñas en las canteras jugando. Ya no solo hay equipo masculino de ciertos pueblos o provincias, sino que también tienen equipos femeninos. En los colegios se promociona más y en los periódicos se dan noticias ya y en la televisión informan de los torneos mundiales. Sí que se está progresando, lentamente, pero se están dando pasitos hacia delante.

 

                      Pilar García, jugadora de Primera División femenina. / IRENE CARRILES

 

R: ¿Qué opinas sobre que solo haya cromos de jugadores masculinos?

P: No hay cromos de chicas: como sabéis los chicos tienen el álbum de cromos de Primera división y nosotras gracias al proyecto de María Vázquez, una madre que deseaba hacer felices a unas hijas que querían los cromos de jugadoras (de sus ídolos), con la ayuda de la página web https://www.nosotrastambienjugamos.org/ este problema está a punto de llegar a su fin. Se nos está conociendo por estos famosos cromos que no se venden, no se pueden comprar en ningún lado. Ella te los manda y tú, los puedes plastificar, los puedes sacar y están en toda España. Ahora mismo en los colegios también lo hemos hecho, en los institutos hemos dado los cromos y bueno, invitamos a Panini a que nos saque y poder comprar los cromos ¿no?

P: ¿Y sobre los videojuegos de fútbol? ¿por qué solo hay selecciones femeninas y no equipos de Primera división?

R: Bueno, en los videojuegos que hay, la selección española femenina, grabó en el mundial de Canadá, ese ha sido el primer pasito, introducir a las chicas o a las futbolistas en los videojuegos. Supongo que a medida que vaya creciendo la liga y tengamos más ayudas, nos van a introducir. Pero no lo sé, si consiguen meternos ahí tendrán mucho público porque todos los jóvenes que juegan a los videojuegos podrán ver que también hay parte femenina en esa sección del juego. Por lo tanto, más visibilidad y la gente conocerá el fútbol femenino.

P: ¿Crees qué debería haber equipos mixtos profesionales?

R: No, no lo creo y no significa que sea peor o que sea mejor, más machista o menos machista. Simplemente las chicas o las jugadoras, tenemos unas características y los chicos o los jugadores tienen otras y no podríamos competir, a lo mejor, un chico no te tiene que hacer un regate para irse de ti, simplemente con correr hacia delante ya va a ser más rápido que tú, en general. Por lo tanto creo que el fútbol practicado por chicas puede darse perfectamente en un estadio grande, dar espectáculo, pero es otro tipo de fútbol. Es fútbol pero con otro tipo de acciones.

P: ¿Cuál crees que es el motivo por el cual el fútbol femenino está más infravalorado que el masculino?

R: Bueno, el fútbol femenino siempre, (como te he comentado antes), ha estado tachado de… (se autocorrige) bueno, no es que ha estado tachado de nada, es que no se ha visto bien porque se veía como un deporte de hombres. No se le ha dado visibilidad. No se le dejaba jugar a las chicas, se les diera bien o mal porque hay muchos chicos que juegan al fútbol y no te hablo ya en equipos sino o muchos niños en el patio del colegio, que no juegan bien y ellos no se centran en si juegan bien o mal, ellos salen ahí, le dan a un balón y corren detrás de un balón. Pero parece que si lo hace una chica o lo hace una niña se ve mal. Hoy en día con esa educación en valores, con esa práctica por parte de chicos y chicas se está viendo mejor y mira 60.000 personas han ido al Wanda a ver un partido de fútbol femenino.

P: ¿Por qué crees que el presidente del Rayo no os deja jugar en el campo oficial del Rayo Vallecano?

R: (Piensa y no responde…) No quiero entrar en polémica.

 

 

VÍDEO DE LA ENTREVISTA: https://www.youtube.com/watch?time_continue=9&v=iutbwVnySbY

 

Créditos