Ana Delgado, Trabajadora Social de APRAMP

"La trata de mujeres y niñas es una forma contemporánea de esclavitud"

M. Oliva, C. Caravaca, M. Notario, E. Ortega, C. Mijancos y C. Rescalvo

 

Las niñas y mujeres víctimas de la explotación sexual y la trata de seres humanos se ven permanentemente privadas de sus derechos, su dignidad y su libertad. Convencidas de que la responsabilidad es compartida, el equipo de APRAMP (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituta) trabaja incansablemente para lograr un "mundo libre de explotación y esclavitud".

 

  • "La prostitución funciona como un negocio y crea un mercado"
  • "Existe una corresponsabilidad en la explotación de mujeres y niñas"
  • "Hasta que no exista una Ley de Protección para Víctimas de Trata que incluya todas las víctimas y todas las finalidades de explotación, no estaremos danto en todo el Estado las respuestas integrales que necesitan"
  • "La Unidad de Rescate, compuesta por un equipo de Mediadoras Supervivientes de la Trata, realiza un trabajo a pie de calle en las zonas donde las mujeres son explotadas con el objetivo de acercarse a las posibles víctimas"
  • "En beneficio del interés superior del menor, es importante que las víctimas de trata menores de edad sean consideradas como “víctimas de trata” y no como menores no acompañadas"
  • "La prostitución no debe ser regulada como un trabajo porque constituye en sí mismo una forma de violencia de género"

 

APRAMP ofrece una atención integral a las víctimas de explotación sexual, con el objetivo de que sean capaces de huir de su cruel realidad y conseguir la inserción plena en la sociedad.

 

Pregunta: ¿Cuáles son los principales objetivos de APRAMP?

Respuesta: La meta de APRAMP es que las personas que sufren explotación sexual y trata de seres humanos recuperen la libertad y la dignidad haciendo valer sus derechos y que logren la autonomía necesaria para emprender una vida fuera del control y abuso de sus explotadores.

APRAMP, a partir de la defensa y promoción de los derechos de estas personas, contribuye a prevenir y erradicar la explotación sexual y la trata.

 

P.: ¿Qué actividades realizan y qué servicios ofrecen?

R.: La actividad de APRAMP se desarrolla en dos Programas fundamentales de los cuales se desarrollan los diferentes servicios que la entidad presta y son, por un lado, el Programa de Atención Integral, con cuatro etapas bien diferenciadas: detección e identificación, asistencia y apoyo, protección y recuperación y, por último, formación e inserción para el empleo; por otro, el Programa de Estudios, Sensibilización e Incidencia, centrada en la realización de estudios e investigaciones y puesta en marcha programas de sensibilización.

 

La labor en favor de las mujeres que sufren explotación sexual es constante. Imagen: APRAMP 

 

P.: ¿Cómo acabamos con las mafias que trafican, desplazan y utilizan a mujeres y niñas contra su voluntad?

R.: La lucha contra la Trata de seres Humanos con fines de explotación es una labor que requiere de la implicación de múltiples agentes que trabajemos coordinadamente y con un objetivo común. Es un problema de Estado y como tal todos los agentes del mismo deben estar implicados: Administraciones, FCSE, Fiscalía, Judicatura, Tercer Sector y sociedad civil

La Trata de mujeres y niñas es una forma contemporánea de esclavitud y para luchar contra ella se establecen estrategias basadas en las llamadas “4P”: Prevención, Protección, Persecución del delito y Partenariado.

 

P.: Mafias, proxenetas, clientes, falta de legislación... ¿En qué grado la responsabilidad está repartida?

R.: La compleja realidad de la trata de seres humanos nos obliga a ser conscientes de la responsabilidad compartida de todos estos agentes. Tanto APRAMP como instituciones internacionales reconocen que “la prostitución funciona como un negocio y crea un mercado, en el que distintos actores están interconectados y los proxenetas realizan cálculos y actúan para afianzar o aumentar sus mercados y maximizar los beneficios, y que los compradores de sexo desempeñan un papel fundamental, puesto que mantienen la demanda de este mercado” (Resolución del Parlamento Europeo de 26 de febrero de 2014, sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género) Por lo tanto existe una corresponsabilidad en la explotación de mujeres y niñas.

 

P.: ¿Existe un perfil determinado o más habitual de víctima? ¿Cuáles son los principales lugares de procedencia?

R.: Desde APRAMP no nos gusta hablar de perfiles de víctimas, ya que no se puede hablar de perfiles definidos y cerrados, pero si tienen en común unos factores de riesgo y vulnerabilidad.

  • Individuales: Sufren una vulnerabilidad extrema, ligada a la edad, y a su condición de ser mujer. Todas ellas cuentan con una historia de violencia unida a sus procesos vitales, y se encuentran en una situación de riesgo.
  • Sociales: Proceden de países y zonas pocas desarrolladas, sin muchos recursos; muchas de ellas además suelen pertenecer a grupos marginales o estigmatizados
  • Culturales: La etnia o grupo racial al que pertenecen, las creencias religiosas, etc. también condicionan sus procesos  vitales.

En cuanto a la procedencia de las víctimas, si nos referimos a datos oficiales hay que acudir a las fuentes del Ministerio del Interior, estos datos los publica cada año en su página web

En cuanto a las nacionalidades que APRAMP detecta, según los datos de nuestra memoria de 2016 encontramos una presencia dominante de población inmigrantes, ya que en un 90,18% de personas son de otras nacionalidades, con la siguiente distribución por zonas de procedencia: Europa del Este 20%; Latinoamérica 62%; África 7 %; España 10 %; Otros (UE y China) 1 %.

Cabe resaltar que cada vez más nos encontramos con un mayor abanico de nacionalidades, lo que dificulta desagregar datos de manera definida acerca de la procedencia de las personas que atendemos.

 

P.: ¿Cree que las autoridades ofrecen una respuesta adecuada a las víctimas?

R.: Se ha avanzado mucho en las respuesta que desde las instituciones se está dando a las víctimas en los últimos años, sin embargo, hasta que no exista una Ley de Protección para Víctimas de Trata que incluya todas las víctimas y todas las finalidades de explotación no estaremos danto en todo el Estado las respuestas integrales que necesitan las Víctimas de Trata.

 

P.: ¿Cómo definiría su relación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?

R.: La relación de las entidades especializadas como APRAMP y las FCSE es y debe ser fluida y continua, al amparo del protocolo Marco y de la Instrucción 6/2016 se han generado mecanismos de coordinación y trabajo conjunto que nos lleva a caminar y sumar por la protección y recuperación  de las víctimas y por la erradicación de este delito internacional

 

P.: ¿Qué es y cómo funciona la "Unidad de Rescate"?

R.: Se encarga de detectar e identificar las mujeres y niñas que se encuentran en situación de trata, rescatándolas y ofreciendo a cada una de las víctimas su incorporación a un recurso especializado, que pone en marcha todos los mecanismos para sacar a la persona de esa situación de máximo riesgo y ofrecerle protección y seguridad.

APRAMP aprendió el enorme valor de contar con mujeres provenientes del mundo de la explotación y la trata y que por tanto, pueden identificar la explotación mejor que nadie. Las agentes sociales son personas que han pasado previamente por la experiencia de la explotación sexual y la trata y han superado la situación a través de los programas de APRAMP. Están plenamente recuperadas y eligen libremente poder ayudar a otras personas en su misma situación como una opción profesional.

La metodología de APRAMP se basa, por tanto, en un conocimiento profundo de la realidad y en el trabajo cercano con las personas afectadas, así como con la coordinación y el trabajo en red entre todos los agentes implicados.

Compuesta por un equipo de Mediadoras Supervivientes de la Trata, realiza un trabajo a pie de calle en las zonas donde las mujeres son explotadas con el objetivo de acercarse a las posibles víctimas.

 

Muchas mujeres han conseguido salir de la prostitución gracias a APRAMP. Foto: APRAMP

 

P.: ¿Cómo es el proceso de acercamiento a una víctima?

R.: APRAMP ha desarrollado una metodología propia de acercamiento progresivo que ofrece asesoramiento y servicios útiles siempre con un enfoque integral, que permita un rescate efectivo a presuntas víctimas de trata y explotación sexual.

Por eso, APRAMP mediante la unidad de rescate, realiza una identificación proactiva, buscando y analizando aquellos lugares dónde pueden encontrar a potenciales víctimas, en horarios de mañana, tarde y noche. Un trabajo de aproximación con personas experimentadas será el primer paso para detectar indicios de poder estar frente a posibles víctimas de trata de seres humanos.

 

P.: ¿Cómo ha evolucionado el número de denuncias en estos años?

R.: Desde la entidad desconocemos el número de denuncias que se producen cada año, ya que esos son datos oficiales del ministerio del Interior. Los datos que el ministerio comparte se pueden consultar en el Balance del CITCO, el último publicado corresponde a 2016.

Lo que sí que podemos decir es que es fundamental el trabajo coordinado entre las FCSE y las entidades especializadas para apoyar a las mujeres que quieren denunciar y asegurar su protección, para que se sientan seguras y decidan continuar adelante con el proceso emprendido y restituir así sus derechos.

 

P.: ¿Qué condiciones deben lograrse para conseguir la inserción social de estas mujeres?

R.: Las etapas en las que APRAMP divide el trabajo de atención integral son: Etapa de detección e identificación; Etapa de asistencia y apoyo; Etapa de formación e inserción para el empleo y Etapa de protección y recuperación.

Sin embargo cada intervención es individual. El equipo técnico evalúa y valora, junto con cada mujer, su situación, sus necesidades y sus capacidades y en función de múltiples factores se establece un Itinerario Individualizado de Inserción que es único para cada mujer.

Este Itinerario se desarrolla desde una metodología flexible y cercana, adaptándolo a las circunstancias en cada momento de la mujer y a los avances que se desarrollan en el mismo, por lo tanto cada mujer puede pasar por una serie de etapas diferentes y tendrá unas condiciones distintas para lograr finalizar un proceso de inserción exitoso.

Señalar que se trata de procesos muy complejos debido a las circunstancias específicas de la situación vivida por las mujeres, por lo que no se puede generalizar; pero lo que sí es común en todos los procesos es la necesidad de alternativas laborales para las mujeres y la necesidad del apoyo especializado para evitar ser revictimizada.

 

P.: ¿Qué diferencias existen en el trabajo y las acciones que se llevan a cabo con menores explotadas?

R.: El trabajo con víctimas de trata menores de edad requiere de herramientas de trabajo específicas y especializadas. El hecho de que las niñas sean menores requiere, de entrada de la coordinación con los servicios de protección a la infancia de las administraciones autonómicas, así como con Fiscalía protección de menores.

Por otro lado las medidas que se adopten deben estar dirigidas a garantizar su seguridad, su recuperación física y psicosocial, su educación y a encontrar una solución duradera a su caso. Estas medidas deberán estar basadas en la condición de especial vulnerabilidad de la víctima de trata menor de edad y se emprenderán tras una evaluación individual de las circunstancias específicas de la víctima y teniendo en cuenta su opinión, sus necesidades e intereses.

En beneficio del interés superior del menor, es importante que sean considerados como “víctimas de trata” y no como menores no acompañados.

El papel de los recursos y las organizaciones especializadas en atención a las víctimas de trata menores de edad es garantizar al niño o niña sus derechos y darle a conocer que les asisten, en un idioma que puedan entender, y de un modo comprensible para su nivel de madurez. Esta información resulta esencial para garantizar que el derecho del/la menor a ser escuchado/a se cumple conforme a los estándares internacionales.

 

P.: ¿Cuál es la posición a APRAMP frente a una posible legalización de la prostitución?

R.: APRAMP basa su posicionamiento ante la prostitución en el análisis de la realidad de miles de personas y en las consecuencias negativas de la prostitución y la explotación sexual sobre su salud y dignidad, por tanto, APRAMP:

  • Aboga por defender y hacer respetar los derechos humanos de las personas en situación de prostitución, principalmente el derecho a vivir libremente fuera de la explotación y el abuso.
  • Reconoce y respeta el derecho de las personas a tomar sus propias decisiones.
  • Considera que la trata y la explotación sexual son un negocio muy lucrativo sustentado en la gran demanda social de sexo de pago.
  • Considera que los esfuerzos de las autoridades y de la sociedad civil deben estar centrados en proteger y prevenir el abuso.
  • Cree que la prostitución no debe ser regulada como un trabajo porque constituye en sí mismo una forma de violencia de género.

 

P.: ¿Existen datos de mujeres españolas que ejercen la prostitución? ¿Ha aumentado el número como consecuencia de la crisis?

R.: La prostitución como tal en España es una actividad que no es legal ni ilegal y por lo tanto no existen datos oficiales de personas que ejercen prostitución. La explotación sexual de personas sí que es una actividad ilegal que se persigue policial y judicialmente y por lo tanto los datos oficiales se encuentran en el Balance del CITCO referenciado anteriormente.

El aumento o disminución de personas de origen español entre las personas que son explotadas sexualmente depende de los factores de riesgo y vulnerabilidad de los que hemos hablado anteriormente.

 

Imagen: APRAMP

 

P.: ¿Cómo valora la posición de los distintos partidos políticos españoles ante esta situación?

R.: APRAMP trabaja día a día por construir un mundo en el que se reconozca la explotación sexual y la trata de seres humanos como una violación de derechos humanos, donde el Estado asume su obligación de proteger y garantizar justicia a las personas que sufren esta violación de sus derechos, además de prevenir y perseguir el delito. Y por lo tanto, las víctimas deben estar en el centro de todas sus acciones, garantizando todos los derechos que tienen, incluido el derecho a la justicia y a percibir una compensación por el daño sufrido.

En base a esta visión la entidad trabaja con todas las organizaciones políticas y sociales que compartan este objetivo, ya que lo importante es ·#SumarContraLaTrata

 

P.: ¿Cómo calificaría el nivel de concienciación de la ciudadanía?

R.: APRAMP complementa su actuación con y por las víctimas con un trabajo de prevención para evitar que más personas sean explotadas. Por lo tanto participamos y apoyamos programas de sensibilización, programas de investigación y programas de difusión encaminados a visibilizar esta realidad y por lo tanto iniciar el camino de la prevención.

A lo largo de los años de experiencia de la entidad hemos observado cada vez mayor sensibilización de la ciudadanía en la realidad de la trata de seres humanos y la explotación sexual. Sin embargo hay que seguir trabajando, ya que aún se perpetúan mitos y prejuicios en torno a esta compleja realidad.

 

P.: Por último, ¿cómo ven el futuro?

R.: Si tenemos en cuenta la visión de la entidad:

“La visión de la organización es, por tanto, la de un mundo en el que se reconozca la explotación sexual y la trata de seres humanos como una violación de derechos humanos. Donde el Estado asume su obligación de proteger y garantizar justicia a las personas que sufren esta violación de sus derechos, además de prevenir y perseguir el delito. Y por lo tanto, las víctimas deben estar en el centro de todas sus acciones, garantizando todos los derechos que tienen, incluido el derecho a la justicia y a percibir una compensación por el daño sufrido.

Un mundo donde exista una cooperación entre las organizaciones no gubernamentales civiles y las autoridades, que permita involucrar a la sociedad en búsqueda de soluciones, tanto en las causas como en las consecuencias, que genera la explotación y la trata de seres humanos. Y así́, lograr un mundo libre de explotación y esclavitud.”

Debemos ser optimistas con respecto al futuro y por eso seguimos trabando para sumar fuerzas desde todos los agentes implicados en la lucha contra la trata para devolver a las mujeres sus derechos, su dignidad y su libertad.

 

Para saber más:

Créditos