JAVIER VICUÑA, exportero de Osasuna.

Francisco Javier Vicuña Urtasun, nacido en Añorbe (Navarra) el 14 de mayo de 1955, exfutbolista, jugó como portero en el club Atlético Osasuna, con el que vivió el ascenso a primera, la UEFA y la Champion. En total, jugó 89 partidos en primera división, a lo largo de 10 temporadas. Continuó unido al mundo del fútbol como entrenador de porteros de los diferentes equipos del club rojillo.

P. ¿Cómo lograste entrar en Osasuna?

R. Yo estaba jugando y había estudiado en un colegio que hay en Artajona. Me empezaron a conocer y estuve jugando en el Artajonés. Un día, los del Osasuna fueron a verme... y así fue como fiché  con el Osasuna.

P. ¿Te dio pena dejar tu carrera como portero?

R. Claro que me dio pena dejarlo, porque son muchos años. Pero, como seguí como entrenador, me dio menos. No obstante, lo más bonito del fútbol es jugar. Sabes que las cosas así como vienen se acaban.

P. ¿Cómo te sentías cada vez que jugabas un partido?

R. Generalmente, sentía mucha tensión. Depende de contra quién ibas a jugar. No es lo mismo ir a jugar un partido amistoso que jugar contra el Madrid o el Barcelona, evidentemente, pero siempre hay tensión antes de un partido, porque le estás dando vueltas a la cabeza: que si haces una cosa, haces otra, si saldrá bien, si saldrá mal...

P. ¿Tenias algún amuleto  u objeto que te diese suerte?

R. Nada. Nunca. Así como he tenido compañeros que tenían de todo, yo nunca nada. Lo único que me gustaba era el color azul de la camiseta, pero si en alguna ocasión tenía que jugar  con otra camiseta me daba igual.

P. ¿Con qué recuerdos te quedas?

R. Sobretodo con la gente que he conocido, con la que aún sigo manteniendo relación.Yo creo que lo más bonito del deporte  es la relación que haces con la gente. Todavía hablo por teléfono con compañeros de antaño y mis mejores amigos pertenecen al entorno del fútbol. Hay otros recuerdos imborrables, como, por ejemplo, subir con el Osasuna a primera o jugar la UEFA o clasificarnos en la champion.

P. ¿Has sufrido alguna lesión?¿Te ha impedido seguir con tu carrera?

R. Muchas. Si os tengo que contar todas, os vais a asustar, así que solo os voy a decir más que muchas.

P. ¿Te ha impedido alguna lesión seguir con tu carrera?

R. Cuando te lesionas, lógicamente viene otro a ocupa tu lugar. Aquí nadie te guarda el sitio. Entonces, evidentemente, tienes que empezar de cero tras cada lesión. No es que por una lesión haya tenido que dejar la carrera, pero en momentos puntuales no he podido jugar.

P. ¿Cuando te metían un gol, te sentías presionado  por el equipo?

R. ¡Y por la grada y por el público y, al día siguiente, por  los periódicos. Muchas veces, no es solo jugar sino la presión que hay detrás. Imagínate que están todos esperando que pares un balón y, entonces, el rival mete gol. Si no has tenido nada que hacer, no pasa nada,  pero, si te parece que igual has tenido algo que ver, la presión es muy grande.

P. ¿Tus compañeros te echaban la culpa alguna vez?

R. No, generalmente no. Por eso se llama equipo. Generalmente lo que haces es animar al que falla. Al fin y al cabo, el fútbol es un deporte colectivo, no como el tenis, por ejemplo, que es individual. Ahí, lo que hagas bien o mal lo haces tú solo. Pero, claro, en el equipo, que lo hagas bien o mal repercute a mucha gente.

P. ¿Qué crees que es lo más importante de un portero?

R. Fíjate los años que he estado yo de portero y no sé  aún lo que es. Yo creo que lo más importante es la toma de decisiones. Hay que tomar decisiones en milésimas de segundo: o haces una cosa o no la haces; no tienes tiempo de pensar.  entonces Yo creo que, aparte de las condiciones físicas, la toma rápìda y acertada de decisiones es lo más importante.

P. ¿En los penaltis tenías alguna estrategia?

R. Generalmente, sabías quién te iba a lanzar el penalti, pero no adónde iba a dirigir el lanzamiento. Que tengas una indicación no quiere decir que vayas a adivinar la estrategia  del contrario. Hoy se sigue estudiando igual y se meten goles igual y se fallan y se paran igual.

P. ¿Era tu sueño de pequeño ser portero?

R. Yo no pensaba jugar de portero. Yo empecé a jugar con quince años. Ahora empiezan con seis, siete, ocho. Cuando yo estaba en Artajona estudiando en el colegio, no jugaba ni de portero. Se lesionó uno que estaba de portero y empecé a jugar yo, probablemente porque me daba menos miedo que a los demás. De hecho,  empecé a jugar de portero por casualidad. ¡Ahora, con quince años están ya aburridos!

Adolescentes del IES Basoko damos voz en este número a gente admirable, culta, necesaria en nuestra sociedad, gente muy capaz, tenaz, apasionada, intensa y sencilla a la vez... que no le dedica mucho tiempo a cuidar su perfil en Instagram, porque está trabajando. Hoy son noticia un grupo de  PERFECTOS  'DESCONOCIDOS' a los que a más de uno de nosotros nos gustaría parecernos el día de mañana. 

Almudena Redondo, una artista de 'película'.

 

Almudena, Almu, Redondo es una artista cuyos dibujos han llegado a la gran pantalla.

 

Almu siempre ha tenido un talento natural para el arte del dibujo, pero no fue hasta pasado un  tiempo cuando sus dibujos acabaron en el cine. Como es de mi pueblo, Añorbe, he tenido la oportunidad de conocerla a ella y su trabajo, de primera mano. Yo mejor que nadie sé que empezó de muy abajo y que hoy día ha conquistado la cima de las grandes producciones de animación. Supo que tenía talento para el dibujo  porque 'Siempre andaba dibujando en clase, lo cual no ayudaba  a mis hermanas a heredar mis libros, aunque no fue hasta que estaba en la carrera dee Arquitectura cuando me di cuenta'.

Nos hemos enterado de que ha rechazado trabajar para Disney, 'porque estoy muy agusto con el estudio en el que estoy y porque también tenia otro trabajo en curso'. Comenta que gracias a las críticas, ha aprendido a mejorar,

Como a mí me gustaría seguir sus pasos, escucho atentamente sus recomendaciones. Dice que es conveniente

' investigar a los artistas, quedándose al final de una película viendo los creditos de algunas peliculas y viendo quién ha hecho qué.También recomiendo dibujar todos los dias y asistir a eventos, porque se aprende mucho'

A estas alturas de la entrevista me atrevo preguntarle por los intríngulis de las películas: cómo se hacen.

'Pues depende si son animadas o Live Action (con actores), porque hay que hacer el storyboard donde trabajo yo. Luego se pasa a producción y después se hace el Screening, que es cuando se muestra la película en su primera versión y se enseña a un público para que opine después. A veces, la fecha prevista para el lanzamiento de una película se mueve, en especial cuando no se llega a tiempo de resolver los grandes problemas a que se enfrentan los equipos en producciones de este calado.'

Salgo de la charla con Almu ilusionado, perplejo, y, sobre todo...pensando que, algún día, yo también haré películas de animación. No dejéis de visitar su página web. ¡Es alucinante su trabajo!. Vale más que mil palabras.

https://www.almuredondo.com/latestwork

EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE, AHORA MÁS SERVICIAL QUE NUNCA.

Los perros policía son seleccionados por su carácter dócil y no tienen la misma predisposición a ser peligrosos que podría tener un perro cualquiera. Hay perros especializados en la búsqueda de objetos y personas, y también los hay especializados en la defensa en caso de ataque. Estos últimos no se usan mucho en España. Los perros de búsqueda pueden localizar personas, droga, dinero, explosivos y acelerantes de fuego.

 

 

Para que estos perros desarrollen capacidad de identificación y localización de distintas sustancias, hace falta someterlos a entrenamiento desde que son cachorros. Poco a poco, se les enseña a asociar un olor específico conuna recompensa como comida, juguetes, etc. Hay razas de perro más idóneas para buscar distintas cosas. Por ejemplo, el Golden Retriever es más frecuentemente usado para la búsqueda de explosivos, ya que es un perro muy tranquilo.Tradicionalmente, las razas más seleccionadas para tareas policiales son el Pastor Alemán, el Labrador Retriever y últimamente el Primer Spaniel.

Al contrario de lo que puede parecer, los perros policía no son más peligrosos que cualquier otro perro. Son seleccionados por su carácter dócil y no tienen la misma predisposición a ser peligrosos que podría tener un perro cualquiera. En conclusión, estos perros contribuyen al bienestar de la sociedad. Dado que participan activamente en las tareas policiales y ayudan a finalizar con el crimen.  

Créditos